Pilates, yoga, esquí, tenis, ciclismo, triatlón, natación, running, vela, gimnasia, surf… Estos son solo algunos de los deportes que los invitados a nuestro Forbes Talks sobre liderazgo y wellness realizan en sus horas libres. Y es que, para ellos, practicar ejercicio les ayuda a desconectar de la rutina, además de aportarles unos valores que aplican en el día a día en la oficina.

Forbes España, en colaboración con Technogym, ha reunido a diferentes personalidades del mundo empresarial en la Wellness Boutique que la firma tiene en la calle Claudio Coello 77 de Madrid para hablar sobre cómo se complementan el liderazgo en la empresa, la tecnología y el deporte.

En un evento moderado por el exjugador de baloncesto José Miguel Antúnez, los invitados, que tienen en común ser altos directivos, han coincidido en que hacer deporte les ha cambiado la vida en el trabajo. «El wellness en España se ha instaurado. Hace 20 años no era así. Establece rutina en mi vida, orden y calma mental que hace que llegue a la oficina con otro estado de ánimo que traslado a la gente, algo fundamental a la hora de liderar equipos», asegura María José Leal, CFO y miembro del comité de Dirección de Aedas Homes.

Históricamente el líder se ha formado desde un punto de vista cultural. Sin embargo, en los últimos años, el deporte ha adquirido protagonismo entre los empresarios y ha marcado diferencias entre aquellos que lo practican y los que no. Para Ramón Palacín, Socio director de EY Abogados, el objetivo es que los jóvenes de hoy quieran ser mañana como ellos. «Trasladas a tu equipo la idea de que tienes un propósito», puntualiza, mientras que Juan Ignacio Sanz, CEO de Ibermática, recuerda que hace 20 años «estaba de moda que el capitán trasladase la forma de jugar al equipo».

En opinión del CMO de Adecco, Luca Barca, «los valores del deporte se te quedan para toda la vida, porque aprendes la derrota y aprendes a vivirla». El directivo considera que un líder de verdad se distingue cuando se da una situación difícil dentro de la empresa y consigue dar una visión más allá al equipo para salir adelante.

En su día a día, Albert Triola, CEO de Oracle, tiene una agenda muy organizada, conocida por su equipo. «Empiezo mi día con una hora de lectura y una de deporte. Cuando llego a la oficina voy con la cabeza ordenada. Cuando entro en una call lo hago muy relajado. Es importante que te vean sonriente, saludable, con buena cara. Esto transmite buenas vibraciones».

Por su parte, Javier Olaizola, vicepresidente de IBM Consulting, explica que para mantener esta energía de la que habla Triola, el deporte ayuda y hace que todos los días sean días buenos.

Tecnología, ¿necesaria?

En la familia, en la empresa o en el deporte. La tecnología ha llevado a cabo una destacable transformación en la forma de comunicarnos y de consumir, en los procesos de trabajo y en la manera de gestionar equipos, en el acceso al talento… Este cambio acelerado ha supuesto un nuevo desafío para la sociedad.

(De pie de izq. a drch.) Blanca Panzano, general manager LVMH Watches & Jewelry Iberia; Cristina Barranco, directora general de OMD Spain; María Jesús Tamayo, directora general para España y Portugal de Croscall; Inmaculada Pérez García, Home Sales & Marketing Director de Technogym Iberia; el exjugador de baloncesto José Miguel Antúnez; Luca Barca, CMO de Adecco; y Maria José Leal, CFO y miembro del comité de Dirección de Aedas Homes. (Sentados de izq. a drch.) Ramón Palacín_Socio director de EY Abogados; Javier Olaizola_Vicepresident IBM Consulting; Albert Triola, CEO de Oracle; Juan Ignacio Sanz, CEO de Ibermática; David García, presidente de Madrid Capital Mundial de la Construcción, Ingeniería y Arquitectura (MWCC); y César Romera, Chief of Marketing Office & Corporate Affairs de Kyndryl España & Portugal.

En este sentido, para César Romera, Chief of Marketing Office & Corporate Affairs de Kyndryl España & Portugal, depende de cómo la uses, la tecnología es «extremadamente buena y constructiva, en pandemia ha sido muy útil». El directivo reconoce que para hacer deporte la usa mucho, porque para él es importante saber si genera unas cosas u otras.

David García, presidente de Madrid Capital Mundial de la Construcción, Ingeniería y Arquitectura (MWCC), cree que «todo en su justa medida es lo que debe primar». Y recuerda que en pandemia la tecnología «permitió conectarnos cuando estábamos aislados». Sin embargo, defiende que el contacto humano no se va a perder, mientras que Palacín no lo tiene claro. Y María Jesús Tamayo, directora general para España y Portugal de Croscall, subraya que «si desde pequeños les enseñamos que hay que relacionarse no se va a perder».

Blanca Panzano, general manager de LVMH Watches & Jewelry Iberia, pone de manifiesto que, a la hora de usar la tecnología, «existe una parte de formación que no debemos olvidar».

Para llegar a los clientes, explica Leal, «nos ha ayudado a acercarnos» y es que Aedas Homes ya había puesto el foco en los avances digitales: «estábamos trabajando en ello y la pandemia nos ha llevado a acelerar los procesos».

Por su parte, Palacín subraya que la diferencia entre el tiempo personal y el profesional «está desapareciendo»; mientras que Romera pone de relevancia la importancia de saber adaptarse a los cambios. «Una empresa que no tiene un plan tecnológico es muy cuestionable», asevera el directivo. Una afirmación que Sanz apoya: «A lo mejor el coche del futuro lo fabrica Apple dentro de unos años y no Ford. Hay competidores en los sectores con los que no contabas», al igual que Tamayo que cree que las empresas que sepan adaptarse serán las que consigan «avanzar y superar crisis como la que hemos pasado».

Deporte en tiempos de pandemia

Las nuevas tecnologías son una pieza imprescindible en la mayoría de deportes profesionales, tanto para mejorar el rendimiento del deportista, como para verificar el resultado de la competición de manera objetiva. Está tan instaurada y ha demostrado tener tantos beneficios, que ha traspasado fronteras y se está estableciendo también en el deporte amateur. Y esto es precisamente algo muy beneficioso en opinión de Cristina Barranco, directora general de OMD Spain.

La ejecutiva descubrió el deporte en casa gracias a la tecnología, lo que le permite «evitar desplazamientos y poder practicarlo en cualquier momento», pero para ella es solo un «vehículo facilitador», no ha de ser el fin. «La tecnología hace hasta donde puede y luego hay un componente humano».

En este sentido, Palacín explica que ahora en ciclismo se conoce como compite cada jugador. «Hay deportes que pueden perder interés si no se equilibra el toque humano con la tecnología», opina.

Triola, cuyo trabajo le obliga a viajar, se descargó una aplicación para poder practicar deporte en los hoteles que no tienen gimnasio. «La utilizo como un entrenador personal», explica.

¿Líder o directivo?

La evolución del liderazgo ha llevado a diferenciar al líder del directivo, de tal manera que el primero innova y el segundo administra. ¿Se necesita tener alguna cualidad especial para marcar la diferencia?

«Un líder es un inspirador. Quieres que esté cerca de ti. Te gustaría parecerte a él, que sea creativo, ágil, flexible y abierto», manifiesta Romera, que además subraya que un líder que no dedica tiempo a su familia y a sus hobbies «no es un modelo a seguir».

Panzano se pregunta cada día por qué otra persona quiere ser liderada por ella. «Intento crear mi mejor versión y me inspiro en las personas con las que trabajo», señala; mientras que Tamayo busca sentirse bien, a la vez que busca el bien para las personas de su equipo.

En relación al líder del futuro, Palacín confiesa que el deporte «ayuda a presentarse ante el equipo cómo una persona con un propósito, fiel a algo». El directivo asegura que son tiempos de cambios: «el contacto humano a veces se pierde, no sabes cómo establecer vínculos con tu equipo, pero ese equipo sabe que eres fiel a un propósito personal. No puedes abandonar, es una falta de respeto hacia ellos».

Forbes España, en colaboración con Technogym, ha reunido a diferentes personalidades del mundo empresarial en la Wellness Boutique que la firma tiene en la calle Claudio Coello de Madrid para hablar sobre cómo se complementan el liderazgo en la empresa, la tecnología y el deporte.

Para Olaizola, lo que verdaderamente diferencia a los líderes es la consciencia. El líder del futuro tiene que «aunar varias disciplinas» como cuidar la alimentación y el descanso, «lo que lleva a poder desarrollar la mejor versión de nosotros mismos y mantenerla en el tiempo».

En la misma línea, Triola manifiesta que los equipos están pendientes de cualquier cosa que el líder hace en cualquier momento, por ello, el deporte «ayuda a que nuestra actitud y presencia sea la correcta; a ser auténtico, honesto y cercano; y a saber escuchar».

¿Un líder nace o se hace? Sanz lo tiene claro: nace, aunque «otra cosa es que lideres bien». En su opinión tienes que practicar, tomar decisiones correctas y saberlas aplicar, a veces por intuición y otras por experiencia. «El deporte ayuda a ello». Igualmente opina García. Para el ejecutivo nace, pero hay que sumarle una serie de ingredientes como las experiencias vitales. «Si practica deporte va a sumar atributos como el trabajo en equipo y la comunicación».

Por el contrario, Romera defiende que hay quien nace líder y están los que no lo son, pero a estos se les puede motivar para que lleguen a serlo. «Hay mucha gente con buen potencial y como padre o director tu trabajo también consiste en sacar lo mejor de la persona. La inteligencia física, la social y emocional, la mental y la espiritual son el núcleo del desarrollo de la persona», resalta.

Barca compara hacer ejercicio con el trabajo: «siempre he hecho deporte, y no es algo que haya que vivir como un desafío constante. Hay que disfrutar, al igual que en el trabajo, que es lo que intento transmitir a mi equipo. Liderazgo y jerarquía ya no van de la mano».

Para el directivo, el equipo te ve como un líder «cuando les haces crecer». Además, cree que si eres buen líder «la empresa no tendrá problema en buscar dentro de la compañía a quien pueda sustituirte. Y tienes que ser generoso y entender que no eres Superman, puedes tener un mal día».

Por último, Leal considera que con la pandemia se ha notado un cambio brutal en el perfil del líder, que ahora se muestra más inspirador y dialogante, mientras que Barranco recuerda la importancia de controlar los egos: «hay que dejar brillar al equipo, que sea mejor que yo».

technogym.com

TECHNOGYM MADRID – Claudio Coello, 77, 28001 Madrid

+34 916 288 673 madrid@technogym.com

TECHNOGYM MARBELLA – Bvd. Principe Alfonso de Hohenlohe, Centro Comercial La Poveda, local 2, 29602 Marbella, Málaga

+34 607 643 191 marbella@technogym.com

TECHNOGYM BARCELONA – Parc De Negocios Mas Blau Ed. Avant 1 C/ Selva, 12, 08820 El Prat De Llobregat, Barcelona

+34 900 898 899