Agrolimen, la sociedad de la familia catalana Carulla detrás del grupo Gallina Blanca, cerró 2021 con una facturación record de 1.999,6 millones de euros tras aumentar sus ventas consolidadas un 5,2%.

De esa cantidad, en torno al 65% corresponde al negocio del grupo GB Foods, denominación que ahora recibe Gallina Blanca, cuyos ingresos en el pasado ejercicio fueron de 1.293 millones; y un 9,5% –hasta 442 millones– del negocio de alimentación animal, que desarrolla a través de Affity Petcare.

El holding registró a nivel global un beneficio neto atribuido de 171 millones, lo que supone un 18,4% más que en 2020.

Por regiones, España aportó el 45% de esa ganancia, un 10% más que el ejercicio precedente. Así, el beneficio neto obtenido a nivel nacional se incrementó un 57%, hasta los 78,1 millones de euros. Le siguen Bélgica e Italia, con 33,6 y 29,7 millones, respectivamente.

En relación a cómo está afectando el conflicto Ucrania-Rusia, país en el que el beneficio en 2021 fue de un millón de euros, la compañía ha explicado que el peso de su facturación y beneficio en ambas regiones «no tienen un impacto relevante», según recoge Cinco Días.