Un antiguo proverbio latino se aplica a casi todas las actividades de la vida: «Si el viento no sopla, toma los remos».

Este consejo eterno parece especialmente adecuado para quien busca empleo. Y más aún en un mercado laboral inestable.

Algunos expertos predicen que, en 2025, las personas de treinta años constituirán la mayor parte de la mano de obra mundial. La mayoría de ellas todavía están navegando por las primeras etapas de sus carreras. Se enfrentan al reto de establecer sus propias «marcas» personales y destacar en un grupo repleto de solicitantes. Desgraciadamente, muchos de los aspirantes de ese conjunto están mal preparados para lanzar –por no hablar de avanzar– sus carreras.

Mark Zides puede ayudar. Como fundador y director ejecutivo de CoreAxis Consulting, una galardonada empresa de gestión de talentos, enseña a los adultos jóvenes las habilidades que necesitan para ascender en la escalera del éxito profesional.

Su nuevo libro es The #PACE Process for Early Career Success. Ofrece una rica combinación de experiencias de la vida real, investigaciones y consejos específicos junto con una dosis de amor duro.

En este caso, PACE significa Plan, Apply for, Commit to, and Evaluate (Planificar, Solicitar, Comprometerse y Evaluar) su trayectoria profesional ideal.

Encontrar el trabajo adecuado puede ser difícil. Mark Zides muestra cómo agarrar los remos y remar hacia el éxito.

Rodger Dean Duncan (RDD): ¿Qué tiene el entorno laboral actual que hace tan difícil que las nuevas generaciones consigan avanzar en sus carreras?

Mark Zides (MZ): La naturaleza virtual del lugar de trabajo lo hace difícil. No existe la posibilidad de pasar por la oficina de alguien para hacer una pregunta rápida. Es difícil entablar relaciones en el lugar de trabajo que ayuden a establecer la confianza y la credibilidad. Existe una percepción inherente a los miembros de la Generación Z de que llegan al lugar de trabajo sin estar tan preparados como las generaciones anteriores, lo cual es un reto que tienen que desmentir con una buena ética de trabajo para que la sociedad sienta que están teniendo un impacto.

RDD: ¿Qué mentalidad parece ser más útil para los que buscan trabajo hoy en día?

MZ: Es extremadamente importante ser abierto y ágil. El mundo profesional está en constante cambio, y quien se queda atascado en la maleza se queda atrás. Estar abierto al cambio te aliviará mucho estrés y te convertirá en un recurso inestimable. Al mismo tiempo que te mantienes abierto, la agilidad es clave. El mundo se mueve rápido, lo que significa que tú también debes hacerlo.

RDD: Anima a las personas que buscan empleo a «entrenar su músculo de la prisa». ¿Puede explicarlo?

MZ: El «músculo de la prisa» es una combinación de comportamientos y acciones que una persona que busca empleo debe realizar para tener éxito. El mercado laboral es dinámico y desafiante. El buscador de empleo de hoy en día tiene que convertirse en un experto en redes, tanto dentro de la empresa en la que quiere trabajar como con los contactos que tiene y que pueden ayudarle a entrar en la compañía deseada. Debe abordar el mercado de forma progresiva, sembrando muchas semillas y estableciendo muchas conexiones que puedan ayudarles a ascender más allá de la bandeja de entrada del director de contratación, hasta llegar a otras personas influyentes en la empresa.

RDD: La creación de contactos es obviamente importante en la búsqueda de empleo. ¿Qué prácticas recomendaría?

MZ: Cada día, una persona que busca empleo debería hacer al menos cinco conexiones a través de LinkedIn que considere mutuamente beneficiosas. Como parte de su estrategia de networking, recomiendo unirse a los grupos de LinkedIn que pertenecen al ecosistema de la industria y a la comunidad a la que están buscando unirse. Seguir a los líderes del sector en la plataforma con la que aspiran a trabajar. Asistir a eventos virtuales (y en persona si están disponibles) para dar a conocer su nombre y su cara.

RDD: ¿Qué papel juega la marca personal en la búsqueda de un candidato a un puesto de trabajo?

MZ: La primera impresión es una impresión duradera, te guste o no. Tu marca personal es fundamental para construir una imagen profesional. Tu marca es algo que debes vivir. Es algo que debe estar en consonancia con el trabajo que creas y con tu desempeño profesional. Cuando busques un trabajo, asegúrate de que tu marca, tus mensajes, tus objetivos y tus creencias coinciden con los de la empresa en la que quieres trabajar.

RDD: La mayoría de la gente sabe que una entrevista puede hacer o deshacer la oportunidad de un candidato a un puesto de trabajo, y hoy en día muchas entrevistas son virtuales. ¿Cuáles son las claves para sacar el máximo partido a una entrevista con Zoom?

MZ: Lo primero y más importante es que te presentes vestido para el trabajo que quieres. Ten un aspecto profesional y comparte tu cámara. Cuando hables con el entrevistador, mira a la cámara. El contacto visual entre personas es clave, y hacer el esfuerzo extra durante la entrevista servirá de mucho. Asegúrate de que el lugar en el que te instalas no sólo tiene una buena iluminación, sino que es tranquilo. Silencia tu teléfono y asegúrate de que no hay distracciones a tu alrededor. Por último, cuando el entrevistador esté hablando, utiliza el botón de silencio para eliminar cualquier ruido de fondo del que no seas consciente. Esto también mostrará una participación activa en la conversación.

RDD: Usted cita a Winston Churchill diciendo: «El éxito consiste en ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo». ¿Cómo se aplica eso a alguien que intenta destacar entre la multitud de solicitantes de empleo?

MZ: La realidad es que puedes hacer una entrevista para diez trabajos y ser rechazado por todos ellos. Pero no puedes renunciar. No hay que perder el impulso, el entusiasmo, la energía y las ganas de conseguir un empleo. Si estás pasando por esta experiencia de fracaso, aprende de tus entrevistas anteriores para no cometer los mismos errores en las siguientes. Pule tu enfoque, o incluso prueba uno nuevo. Pregunta a los entrevistadores anteriores qué podrías haber hecho mejor. No te pongas a la defensiva. La clave es no perder nunca la pasión por lo que crees y mantenerte siempre fiel a ti mismo y a los objetivos que te has marcado. El trabajo adecuado llegará, y la espera merecerá la pena.

RDD: De los primeros 60 a 90 días parecen especialmente importantes para aclimatarse a un nuevo entorno laboral. ¿Cuál es su consejo para aprovechar al máximo ese periodo de adaptación?

MZ: En cualquier puesto nuevo, de los primeros 60 a 90 días son fundamentales, ya que sientan las bases de tu éxito futuro. Durante este tiempo, es importante aprender todo lo que se pueda, no tener miedo de pedir opiniones y orientación y, al mismo tiempo, no tener miedo de cometer errores. Porque así es como se aprende.

También es un momento crítico para empezar a establecer tu red de contactos en la empresa. Búscate un mentor o mentores y aprende de ellos. Sé un jugador del equipo. Forma parte de una comunidad en la empresa que te haga sentir incluido y en la que tengas un impacto para tus compañeros, tu equipo y la organización. Sé siempre curioso. Pide opiniones y orientación a tu jefe o a otros líderes de tu equipo.

Por último, trabaja más que los demás. Mantén la cabeza baja, céntrate, sé abierto, ágil y ayuda en lo que puedas, pero no en detrimento de tu función principal.