Salesland, multinacional del sector del ‘outsourcing’ comercial, especializada en externalización de equipos de ventas y procesos comerciales a medida, e Increnta, compañía dedicada a ofrecer soluciones de marketing, han anunciado su alianza para lanzar al mercado una «gran compañía líder» que tendrá una facturación agregada de 185 millones de euros en 2022 y un crecimiento del 19% respecto a 2021.

Las dos compañías suman una presencia alrededor del mundo en 13 países y cuentan con más de 10.500 empleados que trabajarán de manera integrada en este nuevo contexto.

«Queremos convertirnos en la fuente de negocio más innovadora, inmediata y rentable para nuestros clientes. Para ello contamos con la capacidad de Salesland para seleccionar, capacitar y desplegar equipos de venta en todos los canales y la de Increnta para construir reconocimiento y demanda sobre un producto o servicio desde el canal digital», ha explicado el presidente de Salesland, Miguel Artero.

Por su parte, el consejero delegado de Increnta, Juan Pablo Giménez, ha destacado la suma de fuerzas que permitirá «multiplicar los resultados». «Conocemos la industria, sus retos, los actores y los procesos de conversión. A partir de toda esa información de partida somos capaces de identificar al cliente adecuado para cada marca y producto, cualificarlo y construir una relación con él a lo largo de todo el ciclo de vida», ha señalado Giménez.

Esta alianza permitirá implementar esta solución diferencial de manera integral en 13 países (España, Portugal, Perú, Colombia, Chile, México, Ecuador, Guatemala, Costa Rica, Panamá, Nicaragua, Honduras y El Salvador) y «con la vocación de expandirse» a otros como Brasil, Argentina o Estados Unidos.