El Gobierno aprobaba el pasado martes, 28 de abril, el Plan de Transición hacia una Nueva Normalidad, cuya fase 0 o de preparación comienza este lunes, 4 de mayo. Sin embargo, dos días antes comenzaba la flexibilización del confinamiento permitiendo a deportistas y mayores hacer uso de las vías públicas con una serie de restricciones.

Desde este sábado, 2 de mayo, y entre las 6:00h y las 10:00h de la mañana y las 20:00h y las 23:00h de la noche, los ciudadanos pueden salir a dar paseos una vez al día y a no más de un kilómetro del domicilio con una persona conviviente o con un acompañante si la persona así lo necesita.

Asimismo, el Ejecutivo ha permitido salir a hacer deporte de forma individual, sin contacto con otros, una vez al día y dentro del municipio. Un hecho para el que se deben tener en cuenta una serie de consejos.

Actividades al aire libre

El deporte es uno de los hábitos de ocio favoritos de los españoles para practicar fuera de casa, según el II Estudio de Salud y Estilo de Vida de Aegon, pero, tras varias semanas confinados, los hábitos deportivos han tenido que adaptarse a un entorno cerrado, limitado por la movilidad y acompañados tan solo por su familia o, en ocasiones, disfrutando de este tiempo en soledad.

Si bien el confinamiento ha animado a muchas personas a descubrir los beneficios del ejercicio en casa, para otros, este periodo ha sido conquistado por la pereza y la inactividad propias tras muchas semanas de encierro. Por ello, la aseguradora, propone estos consejos para volver a realizar ejercicio físico tras un encierro inactivo y perezoso.

  • Ejercita de menos a más. Durante las semanas de confinamiento, son muchas las personas que han recurrido a vídeos y tablas de ejercicios para mantenerse activos aun sin poder salir de casa. No obstante, no debemos olvidar que la intensidad de una rutina de ejercicio casera no es la misma que la que podríamos aplicar al salir a correr a la calle ni los grupos musculares que trabajan son los mismos.
  • En la variedad está la clave. Durante el proceso de recuperación del estado físico, la variedad es el ingrediente clave. Por ello, es importante combinar ejercicios cardiovasculares y aeróbicos con ejercicios de fuerza y tonificación, alternando estas actividades para conseguir mejores resultados sin exigir demasiado a nuestro cuerpo. No obstante, no debemos olvidar que durante esta vuelta a la actividad el descanso también es fundamental. Por ello, si un día nuestro cuerpo lo pide, es importante escucharlo.
  • Una dieta equilibrada, fuente de energía. El confinamiento también ha relajado los hábitos de alimentación de muchos españoles y animado a probar nuevas recetas, muchas de ellas del ámbito de la repostería. Desde Aegon recuerdan la importancia de hacer cinco comidas al día y no ejercitar en ayunas. Además, recomiendan ingerir alimentos ricos en hidratos de carbono al menos una hora antes de empezar a hacer deporte y beber entre dos y tres litros de agua al día.
  • Márcate objetivos alcanzables. El confinamiento ha tenido un gran impacto en la salud física, pero también en la estabilidad emocional de las personas. La ansiedad consecuencia de varias semanas de confinamiento puede provocar que una vez podamos salir, o bien nos exijamos más de la cuenta o nos encontremos con una amplia desgana por realizar cualquier tipo de actividad. Desde Aegon recomiendan no forzar la situación y empezar con pequeños pasos, vueltas a la manzana, paseos cortos y relajados.
  • Mantener las medidas de prevención de contagio. Entre las principales claves, destaca la realización de actividad física de manera individual, respetando la distancia social cuando salgamos a la calle y siguiendo las pautas de higiene básicas como es el lavado de manos y evitar tocarnos la cara. En el caso de practicar ejercicio, es recomendable aumentar esa distancia social, ya que las micropartículas que se expulsan al toser o estornudar permanecen flotando en el aire y serían absorbidas por un corredor que fuera inmediatamente detrás.

Qué debes comer antes de hacer ejercicio por la mañana