El Plan para la Transición hacia una Nueva Normalidad aprobado por el Consejo de Ministros este martes, 28 de abril, contempla cuatro fases de desescalada o desconfinamineto, cada una de ellas con una duración mínima de dos semanas y cuya normativa precisa será desarrollada mediante órdenes del Ministerio de Sanidad. Esto es lo que debes saber:

¿Cuál es el objetivo del Plan?

El objetivo fundamental del Plan de desescalada es conseguir que se recupere paulatinamente la vida cotidiana y la actividad económica, minimizando el riesgo que representa la epidemia para la salud de la población y evitando que las capacidades del Sistema Nacional de Salud puedan verse desbordas. Es decir, la máxima seguridad sanitaria combinable con la recuperación del bienestar social y económico.

¿Cómo se aplicará cada fase?

Las fases se aplicarán de manera asimétrica, en función del cumplimiento de cada provincia o isla de los marcadores contemplados en un Panel Integral, y por tanto de manera coordinada y siempre adaptable a los datos de cada momento.

¿Qué contempla la fase 0 o de preparación de la desescalada?

Esta fase se caracteriza por el establecimiento de medidas de alivio comunes para todo el país una vez doblegada la curva de contagios, permitiendo la movilidad fuera del domicilio, fundamentalmente en el ámbito privado, y medidas con un riesgo asociado de contagio muy bajo o nulo, siempre que se cumplan las indicaciones de seguridad, en base a la responsabilidad y autoprotección de los ciudadanos.

Se establecen las condiciones para la apertura al público de determinados comercios y servicios, y la apertura de archivos, así como para la práctica del deporte profesional y federado en las mismas condiciones que Fase 1. Estos son algunos ejemplos:

  • Actividad deportiva individual sin contacto y paseos. Desde este sábado, 2 de mayo, se permiten las salidas y ejercicios individuales de los adultos.
  • Atención de huertos familiares.
  • Se permite la apertura de locales comerciales y de prestación de servicios asimilados con una superficie útil de exposición y venta inferior o igual a 400 metros cuadrados. En establecimientos con una superficie útil superior, se establece que se pueda acotar el espacio que se reabra al público ajustándose a este umbral.
  • Las acciones comerciales o de promoción deberán estar acompañadas de medidas destinadas a asegurar que no se generen aglomeraciones.
  • Apertura de entrenamientos individuales, de deportistas profesionales y federados y el entrenamiento básico de ligas profesionales.

Asimismo, durante esta fase se podrán adoptar medidas que afecten exclusivamente a determinados territorios. En particular, islas sin movilidad exterior y con tasas de contagio prácticamente nulas, en consecuencia, la isla de Formentera, en las Islas Baleares, y las islas La Gomera, El Hierro y La Graciosa en Canarias anticiparán unos días, al 4 de mayo su desescalada, situándose en la Fase 1.

Más información sobre la Fase 0 de desconfinamiento o desescalada:

Fase 0 de desescalada: horarios y lo que se puede hacer

¿Qué establecimientos pueden operar en la fase 1 o inicial?

Se permitirá la apertura parcial de actividades:

  • Se permite la reapertura de locales y establecimientos minoristas con una superficie igual o inferior a 400 metros cuadrados y un aforo no mayor al 30%.
  • Las acciones comerciales o de promoción deberán estar acompañadas de medidas destinadas a asegurar que no se generen aglomeraciones.
  • En restauración, la apertura de terrazas con limitaciones de ocupación al 50% (en un principio el Gobierno estableció el 30%).
  • En hostelería, la apertura de hoteles y alojamientos turísticos con restricciones.
  • Se podrá proceder a la apertura de los centros educativos y universitarios para su desinfección, acondicionamiento y para la realización de funciones administrativas.
  • Se permite la caza y la pesca deportiva y recreativa.

Más información sobre la fase 1 de desconfinamiento:

Fase 1 de desescalada: lo que debes saber

¿Qué locales podrán abrir en la fase 2?

En esta fase se plantea la apertura parcial de actividades que se mantienen restringidas en la fase 1:

  • Siempre que sea posible, se fomentará la continuidad del teletrabajo.
  • Se podrá circular por la provincia, isla o unidad territorial en grupos de máximo 15 personas.
  • Las piscinas recreativas se podrán abrir al público con cita previa, un aforo máximo del 30% o el que permita cumplir con la distancia de seguridad.
  • En las playas, los bañistas deberán hacer un uso responsable cumpliendo con las recomendaciones y normas establecidas por las autoridades sanitarias.
  • Podrán reabrir al público los establecimientos de hostelería y restauración para consumo en el local, salvo las discotecas y bares de ocio nocturno, siempre que no superen el 40% de su aforo.
  • Reapertura de locales y establecimientos minoristas con independencia de su superficie útil de exposición y venta, siempre que se reduzca al 40% el aforo en cada una de las plantas de las que conste y que garantice una distancia mínima de dos metros entre clientes.
  • En las bibliotecas se podrán hacer consultas en sala siempre que no se supere un tercio del aforo autorizado y usar los ordenadores destinados a los usuarios.
  • Se permitirá la realización de congresos, encuentros, reuniones de negocio y conferencias. A estos efectos, se procederá a la apertura de pabellones de congresos, salas conferencias, salas multiusos y otros establecimientos e instalaciones similares.

Esto es lo que debes saber de la Fase 2 de desconfinamiento

¿Qué fase 3 o avanzada?

  • Se flexibiliza la movilidad general. Se mantendrá la recomendación del uso de la mascarilla fuera del hogar y en los transportes públicos.
  • En el ámbito comercial, se limitará el aforo al 50% y se fijará una distancia mínima de 2 metros.
  • En la actividad vinculada con la restauración se suavizan algo más las restricciones de aforo y ocupación. Se mantienen estrictas condiciones de separación entre el público.

Fase 3 de desescalada: esto es lo que podrás hacer

¿Cómo será la fase 4 o nueva normalidad?

Terminan las restricciones sociales y económicas, pero se mantiene la vigilancia epidemiológica, la capacidad reforzada del sistema sanitario y la autoprotección de la ciudadanía.

Las fechas concretas y la evolución real dependerán del comportamiento y el control de la pandemia, así como de la capacidad para ir superando las diferentes fases, en las condiciones establecidas en el Plan.

Síndrome de la cabaña: por qué hay gente que tiene miedo de salir a la calle