Todos la conocen, pero ninguno se imagina como consiguió todo lo que tiene ahora. Una niña que nació en Houston, Texas. Hija de una madre peluquera y un padre vendedor. También, tiene una hermana, Solange, que es cantante famosa. Ella es Beyoncé Knowles, conocida como Queen Bey, una de las artistas más exitosas del mundo.

Los primeros cantes

Podemos decir que la descubrieron en un concurso de talentos en el colegio, el cual ganó. Con 9 años ya se unió a Girls Time, un grupo de R&B y llegaron al programa Star Search. Su talento era innegable.

Su padre dejó su trabajo para centrarse en convertirla a ella y sus compañeras en famosas. Muy pronto empezaron a ensayar con un coreógrafo y profesor de voz que llegó a vivir sobre el garaje de Beyoncé.

Girls Time: una pequeña familia

Girls Time siguió creciendo y actuaban en muchos lugares: iglesias, pasarelas, aperturas de supermercados o parques de atracciones. Mientras continuaban creciendo, cambiaron su nombre a Destiny’s Child. En 1997, el grupo firmó con Columbia Records y lanzó su primer single, Killing Time, que fue banda sonora de Men in Black. Su primer álbum, con el nombre del grupo, salió en 1998 y consiguieron aparecer en otra banda sonora.

El grupo, tras algunos cambios, quedó formado por Beyoncé, Kelly Rowland y Michelle Williams. Seguían en lo más alto de las listas y, en 2003, Beyoncé lanzó su primer álbum en solitario, que le valió cinco Grammys. Brilló por sí sola y siguió sacando álbumes en solitario.

La revolución de Internet

En el Coachella de 2018, Beyoncé rompió Internet. Fue la primera mujer negra en encabezar el cartel del festival y su actuación fue la más vista de Coachella en su historia en YouTube.

Publicó su documental Homecoming, que ganó un Grammy a mejor película musical. Además, no se puede olvidar su participación en otras películas como Austin Powers o Dreamgirls.

Hace cinco años que no saca ningún álbum, pero sigue usando su voz para luchar por la justicia social y la igualdad de género. Este verano, sacó a la venta una nueva línea de bañadores colaborando con Adidas. Por supuesto, es la mitad de la mil millonaria pareja que forma con Jay Z, con quien tiene tres hijos y posee casas en Los Ángeles y Nueva York.

Beyoncé está valorada en 440 millones de dólares y es la número 73 en la lista de mujeres hechas a sí mismas más ricas de América de Forbes en 2021. Así es como Beyoncé construyó su millonario imperio.