Ecovidrio ha nombrado a Jorge Villavecchia Barnach-Calbó, director general de Damm, nuevo presidente, en representación de Cerveceros de España. El directivo ostentará el cargo hasta 2023 y será el responsable último de la correcta implementación de los planes establecidos por Ecovidrio y la consecución de los ambiciosos objetivos de incremento de tasa de reciclado que recoge su Plan Estratégico de Reciclado de Envases de Vidrio 2020-2025.

Durante su mandato, Villavecchia –hasta ahora vicepresidente de la entidad que sustituye a Javier Aubareda (Freixenet)– estará acompañado por Luis de Javier Esteban (Bodegas Torres), quien pasa a ocupar el cargo de vicepresidente en representación de Espirituosos de España.

El directivo toma posesión del cargo en un contexto clave para el medioambiente en España, en el que deben ser transpuestas la Directiva Europea de Residuos y la Directiva de envases y Residuos de Envases. La emergencia climática, la transición de España hacia una economía circular real y la contribución a la consecución de la Agenda 2030 marcarán la hoja de ruta y los compromisos de Ecovidrio.

Invesión de más de 500 millones

“Tengo plena confianza en la ambición de Ecovidrio y en el modelo de reciclaje de envases de vidrio en España para superar con creces las exigencias de la legislación y alcanzar tasas de reciclado superiores al 80%. Esta es una entidad que ha demostrado un compromiso real por contribuir al desarrollo sostenible de nuestro país y en los próximos años invertiremos más de 500 millones de euros para poner al servicio del medioambiente técnicas muy avanzadas de business intelligence, intensificación de operaciones en el sector HORECA, innovación para la movilización de la ciudadanía y técnicas de recogida selectiva de vanguardia en Europa. Todo ello bajo un enfoque de sostenibilidad de la cadena de valor”, ha asegurado el ejecutivo.

Villavecchia es director general de Damm desde 2001, cargo en el que ha liderado el crecimiento integral de la compañía y su consolidación como grupo líder en el sector cervezas, bebidas, alimentación, restauración y distribución. Bajo su dirección, la compañía ha pasado de contar con 1.000 empleados a los casi 5.000 que la componen en la actualidad, y a tener una presencia internacional de más de 133 países.