Ana Botín, presidenta de Banco Santander, ha adquirido un millón de acciones de la entidad financiera a un precio medio de 3,32 euros por título, lo que se traduce en una inversión de 3,32 millones, según consta en los registros de la Bolsa de Londres (LSE, por sus siglas en inglés).

Esta operación, que ha canalizado a través de Cronje, una sociedad de su propiedad al 100%, se ha articulado mediante dos órdenes que tuvieron lugar los días 27 y 28 de febrero. En concreto, Botín se hizo con 500.000 acciones en cada jornada, a un precio de 3,39 euros y 3,26 euros unitarios, respectivamente.

Se da la circunstancia de que los títulos de Banco Santander perdieron algo más de un 8% la semana pasada, fundamentalmente por el miedo al coronovarirus, por lo que Botín decidió realizar esta compra como muestra de confianza en la evolución del banco.

Con las adquiridas en mercado y las derivadas de los diferidos, la participación de Botín a día de hoy, incluyendo las últimas compras, supera los 28 millones de títulos, con un valor en estos momentos muy próximo a los 92 millones de euros.

Transformación cultural, comercial y tecnológica

Ana Botín, que se incorporó a Banco Santander tras trabajar en JP Morgan (Nueva York, 1980-1988), fue nombrada directora general de la entidad financiera en 1992; y lideró la expansión del banco en Latinoamérica durante los seis años siguientes.

Entre 2002 y 2010 fue presidenta ejecutiva de Banesto, periodo en el que esa entidad fue reconocida como Mejor Banco en España por Euromoney durante tres años consecutivos. Durante los cuatro años siguientes, fue CEO de Santander UK, siendo en la actualidad consejera no ejecutiva. Durante esta etapa, lideró la transformación de tres antiguas sociedades de crédito hipotecario en uno de los bancos más innovadores del Reino Unido. El pasado año, fue nombrada consejera no ejecutiva de Santander Holdings USA, Inc. y de Santander Bank, N.A.

Desde 2014 ha liderado la transformación cultural, comercial y tecnológica del Grupo Santander, centrándose en impulsar la confianza y fidelidad de los clientes. Bajo su liderazgo, la entidad ha establecido una misión muy clara: contribuir al progreso de las personas y de las empresas de forma sencilla, personal y justa. El Grupo tiene el firme compromiso de desarrollar su actividad de forma responsable en beneficio de sus empleados, clientes, accionistas y de la sociedad.

Su compromiso con el crecimiento sostenible e inclusivo se ve reflejado en su actividad filantrópica. Es fundadora y presidenta de la Fundación CyD, que apoya y promueve la contribución de las universidades españolas al desarrollo económico y social del país, así como de la Fundación Empieza por Educar, filial española de la ONG Teach for All y cuya misión es formar como profesores a recién graduados con un buen expediente. Es también presidenta de Universia Holding, S.L. y de Universia España Red de Universidades, S.A. considerada una de las mayores redes cooperación universitaria centrada en Iberoamérica y que agrupa a más de mil universidades.

Es miembro de la Comisión ejecutiva (presidenta), comisión de innovación y tecnología (presidenta) y Comisión de banca responsable, sostenibilidad y cultura del consejo de Santander.

Asimismo, es miembro del consejo de administración de The Coca-Cola Company y del consejo asesor del Massachusetts Institute of Technology (MIT).

¿Qué mujeres componen los consejos de los bancos españoles?

Santander gana 6.515 millones de euros en 2019 y aumenta su beneficio un 35% en el cuarto trimestre

CANTABRIA: Cuando los Botín se constipan, el peso de Cantabria en la lista de los 100 ricos se resquebraja