Banco Santander ha alcanzado un beneficio atribuido de 6.515 millones de euros en 2019, un 17% menos que en 2018, tras registrar un saldo neto de plusvalías y saneamientos de 1.737 millones de euros, según ha publicado la entidad financiera este miércoles.

El banco ha explicado que los saneamientos tienen que ver principalmente con el ajuste del fondo de comercio de Reino Unido anunciado el pasado septiembre (1.491 millones de euros), así como a costes de reestructuración en varios mercados y otras provisiones.

Estos ajustes se vieron compensados por la plusvalía neta de 693 millones de euros obtenida por la operación realizada con el negocio de custodia, cerrada en diciembre de 2019, y otras plusvalías, matiza Santander.

El beneficio atribuido ordinario en 2019 –excluido el neto de plusvalías y saneamientos– fue de 8.252 millones de euros, un 2% más (+3% en euros constantes, es decir, sin efecto del tipo de cambio), gracias al mayor número de clientes y al crecimiento de los volúmenes de negocio.

HP encabeza el ranking de las 50 mejores empresas para trabajar de Forbes

Santander, primer banco en España que obtiene el certificado ‘Residuo Cero’ de Aenor