Banco Santander se ha convertido en la primera entidad financiera en España en obtener el certificado ‘Residuo Cero’ que concede AENOR y que reconoce que los residuos generados en la Ciudad Financiera, sede corporativa del banco, se reintroducen en la cadena de valor garantizando al menos que el 90% de los mismos se valorizan. Un proceso cuyo centro neurálgico se sitúa en un punto limpio de más de 1.000 metros cuadrados, dotado con equipos innovadores para la separación, compactado o prensado de 30 residuos.

Según explica Aenor, esto no significa que en sus instalaciones se dejen de generar residuos pero sí que la entidad se compromete a establecer planes y programas para su reducción paulatina. Desde el mes de enero de 2019, se han gestionado más de 1,8 millones de kilos de residuo.

La obtención de esta certificación muestra la “apuesta clara” del Santander por la sostenibilidad, el respeto al medio ambiente y la colaboración con la economía circular como banco responsable; una apuesta que se basa en cuatro pilares fundamentales: reducir, reutilizar, reciclar y valorizar. Así, se cierra el círculo de los ciclos de vida de los productos y se invierte la pirámide jerárquica de gestión actual basada en “usar y tirar”; cada residuo de un proceso puede ser una materia prima para otro.

Ahorro energético y reducción de gases de efecto invernadero

Todas las medidas adoptadas suponen un “importante ahorro energético y una reducción de gases de efecto invernadero”, gracias al esfuerzo realizado por los equipos responsables en la Ciudad Financiera, la implantación de un nuevo modelo de gestión, de equipos, de formación de personal, de información y concienciación de los más de 4.500 habitantes de la Ciudad y de control y seguimiento de los resultados.

“Este es el resultado del gran trabajo del equipo de Gestión de Residuos durante los últimos años al que se ha sumado el compromiso y la implicación de todos los empleados. Estamos muy orgullosos de la contribución social y medioambiental que supone y nos anima a seguir trabajando con ilusión día a día para seguir alcanzando nuevos logros”, subraya Belén Sánchez Miguel, directora de Área Servicios Generales y Seguros Propios de Santander.

A partir de aquí, Banco Santander seguirá trabajando para fortalecer el sistema de gestión certificado por AENOR y la integración del certificado ‘Residuo Cero’ en la operativa diaria de la Ciudad Financiera con el objetivo de incrementar la solidez del sistema de gestión implantado, disminuir la generación de residuos, los envases en un 12% en el año 2021 y el impulso de medidas como la eliminación de los manteles de papel en los distintos comedores de la Ciudad, el uso de servilletas de papel reciclado, de vasos biodegradables o la implantación de vendings sostenibles en los edificios.