Rosalía lanza este 18 de marzo su tercer álbum de estudio, el esperado Motomami, del que ya había ido obsequiando con pequeñas piezas a sus fans a lo largo de los últimos meses. Primero fue la portada, que compartió en su cuenta de Instagram. Después, llegaron los singles; y, por último, las actuaciones promocionales en conocidos programas de televisión como SNL o The Tonight Show de Jimmy Fallon.

Con sus 28 años, la catalana ha conseguido conquistar el mundo desde que en 2018 lanzara su segundo disco, El mal querer. Apareció en la versión europea de la lista 30 Under 30 del 2019 de FORBES y también fue elegida como una de las personas más influyentes de 2020 por esta revista, en un año en el que todas ellas fueron mujeres. Ese mismo año consiguió tres Grammys Latinos (en total tiene 17 de estas estatiullas). El palmarés de la cantante también cuenta con otros dos premios Grammy, tres MTV y un Ondas, entre otros.

El primer álbum de estudio de la catalana fue Los Ángeles, que salió a la luz a principios del año 2017, y en el que trabajó con el productor y músico Raúl Refre. Fue entonces cuando empezó a darse a conocer en el panorama musical español y latinoamericano. De este disco, su canción más famosa fue Catalina, una versión del clásico de Manuel Vallejo.

Más allá de sus grandes éxitos —tanto en solitario (como Malamente) o en colaboraciones (como Con Altura con J Balvin o La Fama con The Weeknd)— la artista tiene una faceta más desconocida como empresaria. A finales del año pasado, fundó Motomami SL, una sociedad que tiene como administradora única a Pilar Tobella, su madre; y que declaró una cifra de negocio de 4,8 millones de euros en el primer ejercicio en el que presentó cuentas, según informó esta revista a finales del año 2021.

En su vida personal, además de codearse con famosos de la talla de las Kardashian, la catalana sale con el cantante de reggaetón, Rauw Alejandro. Hace algunos meses saltó a los medios la noticia de que la pareja estaba interesada en una masía modernista en Cataluña, que finalmente compró. Se trata de La Morera de la Manresa, una vivienda diseñada por el arquitecto Ignasi Oms i Ponsa en 1905 y forma parte de la ruta Naturaleza y modernidad del Anillo Verde de la ciudad y es un Bien Cultural de Interés Local.