Kate Middleton va a publicar un libro de fotografías que capturó durante la pandemia de covid-19 y cuyas ganancias irán destinadas a la organización benéfica de salud mental Mind, así como a la Galería Nacional de Retratos.

El anuncio se ha hecho a través de una publicación en la cuenta oficial de Instagram de los Duques de Cambridge.

Los seres queridos que perdimos, el aislamiento prolongado de nuestras familias y amigos y la tensión ejercida sobre nuestros trabajadores clave”, es lo que se puede leer en el pie de foto, que corresponderá al prólogo del libro.

También habrá espacio para el optimismo: “Los increíbles actos de bondad, los ayudantes y héroes que surgieron de todos los ámbitos de la vida, y cómo juntos nos adaptamos a una nueva normalidad’.

El proyecto tiene por nombre Hold Still: A Portrait of Our Nation in 2020, y reúne los últimos 100 retratos de Hold Still, así como las historias que acompañan a las imágenes.

Hold Still saldrá a la venta el próximo 7 de mayo, de forma online como en las librerías. “La respuesta del público a Hold Still, encabezada por nuestra patrocinadora, Su Alteza Real, la Duquesa de Cambridge, ha sido fenomenal” ha dicho el Dr. Nicholas Cullinan, director de la Galería Nacional de Retratos, en un comunicado oficial.


“Las fotografías enviadas han ayudado a crear un retrato unificador y catártico de la vida durante la cuarentena. Nos sentimos honrados de poder compartir una selección de estas fotografías con la nación, primero a través de la exposición en línea y comunitaria y ahora a través de esta nueva publicación”, ha finalizado.

Polémica con Meghan Markle

Esta noticia se ha producido poco después de las polémicas declaraciones de Meghan y Harry en su entrevista con Oprah Winfrey. En ella, la duquesa de Sussex desmintió que hiciera llorar a Kate Middleton el día de su boda y que más bien sucedió al revés: fue la duquesa de Cambridge la que hizo llorar a Markle.

“Unos días antes de la boda, ella [Kate] estaba disgustada por algo relacionado con los vestidos de las niñas, y eso me hizo llorar, hirió mis sentimientos. Pensé que, teniendo en cuenta el contexto de todo lo que estaba ocurriendo esos días, y sabiendo lo que estaba pasando con mi padre, no tenía sentido no apoyarme como estaba haciendo todo el mundo”, aseguró Meghan. La actriz después se refirió a su cuñada como “una buena persona” que posteriormente se disculpó.

Por su parte, Kate Middleton no se ha pronunciado al respecto.