Si algo estamos aprendiendo es a no encasillarnos en una única profesión. En un mundo volátil, en el que hay que reinventarse constantemente, ya no cabe la premisa de que las personas solo pueden dedicarse a una cosa. Y menos mal.

Un ejemplo claro de esto es la modelo Miranda Kerr que, además, es fundadora y CEO de la marca de cuidado de la piel KORA Organics. Kerr es un claro ejemplo de que cuando nos dejamos guiar por nuestras auténticas pasiones todo es posible.

Como fundadora y CEO de KORA Organics, Miranda come, respira y vive el estilo de vida que su marca representa. No se trata simplemente de unir su nombre al de la compañía, sino más bien de una extensión de su concepto del bienestar.

El hecho de que esté tan inmersa en el negocio crea una fuerte conexión entre ella y el mercado. “KORA Organics es mucho más que una belleza limpia. Creo que esta es una de las razones por las que nuestros productos están proporcionando a la gente resultados tan increíbles con su piel” cuenta la modelo a Forbes USA.

KORA Organics, pionera en belleza limpia

KORA Organics nació en 2009 y 12 años después se ha convertido en una de las pioneras del movimiento de belleza limpia. Fundada y autofinanciada por Miranda, la marca creció en reconocimiento internacional a través de su producto estrella, el aceite Noni Glow Face.

En 2017, KORA Organics comenzó su expansión mundial por 30 países. Además  amplió su oferta de productos en los que incluyó hojas para el rostro e incluso suplementos. “Normalmente creo productos que yo misma necesito y quiero. Siempre que estoy creando un producto, realmente he previsto exactamente lo que quiero que sea: el olor, la textura, los resultados. La investigación y el desarrollo para crear el producto es uno de mis aspectos favoritos” declaró a Bianca Salonga.

Junto con algunos de los químicos orgánicos más reputados del mundo, el equipo de KORA Organics no deja piedra por remover para asegurar que todos sus servicios cumplan sus promesas.

La COVID-19 golpea el sector

A pesar de sus buenos resultados, la crisis provocada por la COVID-19 no ha sido ajena a la empresa. Mantener un negocio a flote durante estos tiempos sin precedentes ha sido una tarea desalentadora no sólo para las marcas de belleza sino también para todas las industrias. “Muchos de nuestros socios minoristas cerraron sus puertas al principio, por lo que la pérdida de tráfico en las tiendas fue un reto” recordaba la modelo.

Pero el destino quiso que la pandemia coincidiera al mismo tiempo que KORA Organics priorizaba la venta online. “Era natural para nosotros girar nuestros esfuerzos de marketing y ventas a la línea”, opinaba. Kerr dirigió la mayoría de sus inversiones a los recursos digitales, para lo que contó con la ayuda de minoristas en línea.

Los lanzamientos de productos programados para el verano se han trasladado de así  a una fecha posterior. “Estaba muy emocionada por el lanzamiento, pero al final tuvimos que tomar la decisión de lo que sería mejor para la empresa”, confiesa Miranda. En 2021, KORA ORGANICS lanzará cuatro nuevos productos: “No sólo son fórmulas increíbles, sino que el envase es divino y sostenible: botellas de vidrio y vainas rellenables” revela.

Una forma más saludable de trabajar es posible desde casa

Respecto al cambio de vida que ha supuesto la pandemia, Miranda realzó el aspecto positivo del equilibrio entre el trabajo y la vida privada: “Antes de la pandemia, ya estaba acostumbrada a trabajar en casa desde que hace poco tuve a mi hijo Myles. Me encanta poder saltar entre el trabajo y los niños y era algo que ya estaba acostumbrada a manejar. Mi equipo es estupendo y sabe que sigo ocupada en una llamada aunque esté haciendo varias tareas y dando pecho al mismo tiempo”.

La crisis sanitario ha puesto sobre la mesa la viabilidad de un trabajo desde casa. “El equilibrio entre trabajo y vida es tan importante tanto para mí como para mis empleados. Creo que el 2020 ha ayudado a preparar el camino para una forma más saludable de trabajar y hacer negocios.”