Los Heritage de Pedro Gómez son las piezas más icónicas de esta firma que deslumbraron a la élite española de la época. El contexto histórico de la moda en los 80 -momento en el que Pedro Gómez alcanzaba su punto álgido– supuso una explosión de color y combinaciones cromáticas inimaginables, marco que Pedro aprovechó para sacar partido a sus creaciones, trascendiendo así de la montaña a la ciudad.

Ahora se recuperan varios de esos tejidos en una serie limitada de plumíferos, tanto en corte canadiense como en chaleco, y que rinden homenaje a esos años dorados.

El éxito de Pedro Gómez se basó en una fabricación de calidad, artesanal y exclusiva, siempre en contacto directo con el cliente, al que se le ofrecía la posibilidad de personalizar su propia prenda, confeccionada en la tienda de Madrid, ubicada en la calle Marqués de Lema.

En pleno siglo XXI se han heredado todos los procesos de confección de las prendas originales, adaptándose a los exigentes controles de calidad de hoy en día y añadiendo una nueva conciencia de sostenibilidad a su limitada producción Made in Spain.

El proceso artesanal y la posibilidad de personalizarlos 60 años después siguen siendo el ADN de la marca. El diseño y calidad de las prendas corresponde a una adaptación necesaria del entorno montañero a la ciudad, respetando los patrones originales y partiendo de los cortes clásicos de prendas que empezaron a crearse para protegerse del frío en las grandes expediciones que se hacían a los picos más altos del mundo. Los mejores alpinistas nacionales consiguieron llegar a los lugares más recónditos y culminar las cumbres más exigentes del planeta.

Actualmente se siguen empleando los mismos materiales y proveedores de antaño, con el DUVET como principal aislante térmico. También se ha innovado a la hora de incorporar nuevos tejidos técnicos que superan las prestaciones de las prendas sin perder su esencia original, como llevan haciendo desde 1959.