Tras 25 años de experiencia elaborando vinos blancos, Bodega Otazu presenta su primer espumoso: Espuma de Otazu 2018. Un Méthode  Traditionnelle Blanc de  Blancs Brut con una crianza de 14 meses.

Este nuevo proyecto con producción limitada de 5.507 botellas nace a partir de la singularidad del clima atlántico de sus viñedos. Una opción perfecta para acompañar con una amplia variedad de platos, desde mariscos, salmón o besugo hasta pavo, ganso o carnes blancas espaciadas.

Espuma de Otazu inicia su producción con una vendimia manual en las parcelas de uva Chardonnay de la propiedad en septiembre de 2018. Tras la recogida de 12 kg, el mosto fermenta en depósitos de hormigón para resaltar la tipicidad de esta variedad desarrollada en las bodegas de navarra. Se realiza una crianza sobre lías de cuatro meses y el proceso continúa en botella, donde permanece 14 meses en rima antes del degüello. Una técnica tradicional que permite respetar al máximo la calidad de la fruta y mantener así la personalidad que tanto le distingue.

El resultado es un vino con una burbuja fina que asciende de manera lenta y elegante. Un frescor caracterizado por notas florales y fruta blanca. En boca una entrada fina y elegante con una espuma cremosa y envolvente. Se sirve en temperatura entre 8 y 10 grados, ideal para celebrar y compartir los mejores momentos.

Otros vinos que no deben faltar en tu bodega: