Salir de la zona de confort y arriesgarse es lo que va a hacer el Liceu durante su nueva temporada 2022/2023 para seguir celebrando sus 175 años de vida. De ahí, que la idea de dar un salto al vacío sea el leimotiv que vertebra la programación para los próximos meses, en los que los más grandes artistas darán vida a famosos personajes que toman decisiones de no retorno.

Entre las obras que se representarán en el Liceu durante esta temporada se encuentran algunas tan famosas y reconocidas como Macbeth de Verdi, cuyo estreno mundial será en el teatro barcelonés, y estará conducido por Josep Pons y con una puesta en escena de Jaume Plensa.

El público también podrá disfrutar de dos nuevas coproducciones del Liceu, Tosca de Puccini con el sello de Rafael R. Villalobos y Dido & Aeneas de Henry Purcell, con una propuesta a camino entra la ópera y la danza dirigida escénicamente y con coreografía de Blanca Li y la batuta de William Christie.

Además, el Gran Teatre verá a la segunda mujer que estrena una obra absoluta sobre sus tablas. Será Raquel García Tomás con la obra Alexina B. — con libreto de Irène Gayraud, propuesta escénica de Marta Pazos y protagonizada por Lidia Vinyes-Curtis y Xavier Sabata—, una ópera que cuenta la historia de una lucha por la identidad. Y Il trittico de Puccini llega al Liceu con una mirada femenina, dirigida musicalmente por Susanna Mälkki.

La Ópera de París llega a Barcelona

Otra de las novedades de esta temporada es la unión del Gran Teatre con la Opéra de París y el intercambio de orquestas. Será Gustavo Dudamel el encargado de dirigir la Orquesta de la Opéra de París con la Novena sinfonía de Mahler, para abrir la temporada el próximo 20 de septiembre. Por su parte, Josep Pons y la Orquestra del Teatre viajarán a la capital francesa para tocar en La Bastille el Castell de Barbablava de Bartók con Iréne Theorin y Sir Bryn Terfel.

Ópera, mitología y danza

La temporada de ópera dará comienzo un día después, el 21 de septiembre, con Don Pasquale de Donizetti, bajo la batuta de Josep Pons. Otras partituras de ópera que sonarán durante esta temporada serán Il trovatore de Verdi; la opera Parsifal de Wagner, que cuenta con un reparto vocal de lujo con nombres como Nikolai Schukoff, Elena Pankratova, René Pape, Matthias Goerne y Evgeny Nikitin; y La gata perdida, una ópera cocreada con el barrio del Raval, entre otras.

Y qué sería la ópera sin los mitos, que han servido de inspiración para algunas de sus mejores historias y personajes. En este sentido, destacan en la programación Orfeo ed Euridice (v.c.) de C.W Gluck, que se interpretará bajo la batuta del director de orquesta René Jacobs; y Alcina de G.F.Händel, estrenada por primera vez en Londres en 1735.

El Liceu ha seguido apostando por la danza. El Gran Teatre espera tres espectáculos de este género. Una de ellas es la ya mencionada Dido & Aeneas, una nueva coproducción del Liceu con coreografía y dirección de escena de Blanca Li y dirigida por William Christie. Otra será Jungle Book reimagined, una magnífica producción basada en la historia original de Rudyard Kipling. Y, por último, Coppél-i.A con los Ballets de Montecarlo, que aporta una visión más experimental de esta disciplina.

Un salto hacia el aprendizaje

El Liceu también estrena proyecto educativo. Se trata del proyecto LiceuAprèn, el nuevo servicio educativo del Gran Teatre del Liceu, tiene el reto de adaptar su programa al momento actual, innovando en la creación de espectáculos y en la oferta formativa para seguir consolidándose como una referencia cultural tanto para la ópera como para las otras artes. 

La temporada, también en ‘streaming’

En el marco de su 175 aniversario, y a partir de la temporada que viene el Liceu revoluciona la forma de ver la ópera con Liceu+LIVE, una nueva temporada digital que permitirá ver los títulos de la temporada, ya sea en directo o una visión especial editada.

Si todo esto parece poco, es porque lo es. Se trata solo de un pequeño adelanto de una gran temporada llena de espectáculos.