Alberto Mielgo recoge su premio Oscar.

La 94ª edición de los Oscar se salda con un premio para Alberto Mielgo, por su cortometraje de animación El limpiaparabrisas (The Windshield Piper).

Junto a Mielgo, en esta edición de los premios estadounidenses del cine había otros tres españoles nominados: Penélope Cruz y Javier Bardem están nominados a Mejor Actriz y Actor Protagonista por sus trabajos en Madres paralelas y Ser los Ricardo, respectivamente. Además, la banda sonora de Madres paralelas ha proporcionado la cuarta candidatura para el donostiarra Alberto Iglesias. 

Con estas cuatro candidaturas, España contabiliza setenta nominaciones en su paso por los Oscar además de, hasta ahora, quince estatuillas en estos premios. La primera nominación española se remonta a 1953 de la mano de Antoni Clavé, gracias a su trabajo en la dirección artística del filme El fabuloso Andersen de Charles Vidor, aunque no consiguió el galardón.

No fue hasta 1971 que España consiguió el premio de la Academia gracias a Gil Parrondo y Antonio Mateos por la dirección artística de Patton. Parrondo volvería a repetir al año siguiente con otra estatuilla por Nicolás y Alejandra, convirtiéndose en el primer español en conseguir un segundo Oscar. 

La pareja de actores españoles más nominada de la historia

Este año Penélope Cruz y Javier Bardem vuelven a pisar la alfombra roja de Hollywood gracias a sus nominaciones a Mejor Actriz y Actor Protagonista. Gracias a estas dos candidaturas, cada uno consigue cuatro nominaciones a lo largo de su historia en los Oscars, convirtiéndose así en los intérpretes españoles más postulados a los premios de la Academia.

Javier Bardem comenzó su trayectoria en Hollywood cuando logró su primera nominación en 2001 como Mejor Actor Protagonista en Antes que anochezca, pero Russell Crowe ganó la estatuilla por Gladiator

Pedro Almodóvar junto a Penélope Cruz en la gala de los Premios Goya de 2022.

Siete años más tarde, Bardem se postuló como Mejor Actor de Reparto y se llevó el premio por su interpretación en el filme No es país para viejos, de los hermanos Coen. Todo un hito en el cine español, Bardem acababa de convertirse en el primer actor español en recibir un Oscar. En 2011 le llegó su tercera oportunidad de obtener el galardón, esta vez de nuevo en la categoría de Mejor Actor Protagonista con la película Biutiful, de Alejandro G. Iñárritu. Por desgracia, Bardem no pudo superar la interpretación de Colin Firth, que obtuvo el premio por El discurso del Rey.

Por su parte, Penélope Cruz consiguió la aclamada estatuilla en 2009 por su trabajo en Vicky, Cristina, Barcelona, de Woody Allen, a Mejor Actriz de Reparto. Pero no es la primera vez que la intérprete madrileña pisó la alfombra roja de Hollywood. En 2007, Cruz fue nominada a Mejor Actriz Protagonista por su paso en Volver de Pedro Almodóvar donde se convirtió en la primera actriz española en ser candidata a un Oscar. Pese a su brillante actuación en el largometraje, Cruz no pudo hacerle sombra a Hellen Mirren por The Queen, que se llevó el galardón. En 2010 Penélope Cruz también fue propuesta para llevarse la estatuilla a Mejor Actriz de Reparto por Nine, pero ese año fue para Mo’Nique y su actuación para la cinta Precious

La categoría en la que España triunfa

El cine español ha ido recopilando éxitos en su paso por los Oscar. Desde 1959, España ha contabilizado veintidós nominaciones en la categoría de Mejor Película de Habla no Inglesa. La primera candidatura fue por La venganza de Juan Antonio Bardem, que no obtuvo la estatuilla ese mismo año.

El primer español en llevarse un Oscar a Mejor Película de Habla no Inglesa fue Luis Buñuel por El discreto encanto de la burguesía, en 1973. El cineasta turolense también estuvo a punto de conseguir el galardón en la misma categoría por Tristana en 1971 y por Ese oscuro objeto de deseo en 1978, pero Moshé Mizrahi se llevó el premio ese año por su obra Madame Rose.

José Luis Garci recogería el Oscar por su cinta Volver a empezar en 1983. Garci volvió a probar suerte en 1985, 1988 y 1999 con Sesión continua, Asignatura aprobada y El abuelo respectivamente, pero no logró ninguna estatuilla en estas tres ocasiones. En 1994 Fernando Trueba obtuvo su galardón por el filme Belle Époque. Trueba también fue nominado en 2012 a Mejor Película de Animación por Chico & Rita, pero no consiguió el premio de la Academia. 

En la década de los 2000, Pedro Almodóvar y Alejandro Amenábar obtuvieron el premio a Mejor Película de Habla no Inglesa por sus trabajos en Todo sobre mi madre en el 2000 y Mar Adentro en 2005, respectivamente. Además, Almodóvar fue nominado también en 1989 por Mujeres al borde de un ataque de nervios yen2020 en la misma categoría por Dolor y Gloria, aunque Bong Joon-ho se llevó la estatuilla por su largometraje Parásitos.

Algunos otros españoles que se quedaron a las puertas de conseguir el premio de la Academia fueron Luis García Berlanga por su filme Plácido en 1962, Carlos Saura que tampoco logró obtener el premio a Mejor Película de Habla no Inglesa con sus películas nominadas; Mamá cumple cien años en 1980, Carmen en 1984 y Tango en 1999. 

Otros galardones con sello español

Pero no todo el protagonismo es para los directores y los intérpretes. Uno de los primeros Oscars fue para el español Néstor Almendros. Estuvo cuatro veces nominado a Mejor Dirección Fotografía en la gala, pero solo logró la estatuilla por su trabajo en Días de cielo en 1979. Sus otras candidaturas fueron por Kramer contra Kramer en 1980, El lago azul  un año más tarde y La decisión de Sophie en 1983.

Pedro Almodóvar volvió a ser galardonado en Hollywood, esta vez en la categoría de Mejor Guión Original por la película Hable con ella en el año 2003, obteniendo así dos estatuillas como Parrondo. El cineasta manchego también estaba nominado ese mismo año a Mejor Director, sin embargo, Roman Polanski se llevó el premio por El pianista.

Por su parte, Pilar Revuelta y el mexicano Eugenio Caballero ganaron por la Mejor Diseño de Producción en El laberinto del fauno del director también mexicano Guillermo del Toro en el año 2007. 

En la categoría a Mejor Maquillaje y Peluquería, España también ha destacado gracias a David Martí y Montse Ribé por su Oscar en El Laberinto del Fauno en el año 2007, y Sergio López-Rivera, que recogió el año pasado el galardón junto con las peluqueras Mia Neal y Jamika Wilson por su trabajo en La madre del blues. En Mejor Diseño de Vestuario destacaron Yvonne Blake y Antonio Castillo en 1972 por el filme Nicolás y Alejandra

El cine español no tiene nada que envidiar visto su paso por la cronología de los Oscars. Esperemos que este domingo las candidaturas de Bardem, Cruz, Mielgo e Iglesias se transformen en estatuillas para la vitrina de la filmografía nacional.