El año pasado, recién salidos del confinamiento y con un horizonte de temor y desconocimiento por delante, el Festival Jardins Pedralbes de Barcelona fue uno de los pocos, poquísimos acontecimientos musicales que se atrevió a dar el paso de avanzar hacia la normalidad. Duró sólo seis semanas, pero se celebró. Y el público, en vez de felicitar a sus responsables les dio las gracias.

Ahora, cuando la luz que vemos dentro del túnel es cada vez más grandes e intensa, y pese a que muchas de las citas musicales anuales a las que estábamos acostumbrados no han tenido la agilidad suficiente para reencontrarse con la gente, Festival Jardins Pedralbes si ha podido volver a echar a andar, gracias, en gran medida, a sus patrocinadores, Cervezas Alhambra, Seat, Banc Sabadell, Casa Viva y Mesoestetic.

Love of Lesbian fueron los encargados de inaugurar los pasados 3 y 4 de junio la séptima edición del certamen, presentando, con un lleno total (1.700 espectadores cada noche, con las actuales medidas sanitarias vigentes), las canciones de su nuevo álbum, Viaje épico hacia la nada.

Jardins Pedralbes es una fabulosa propuesta estival. El entorno es privilegiado: los jardines de la antigua residencia de la Familia Real en Barcelona y situados en plena Diagonal

Jardins Pedralbes es una fabulosa propuesta estival. El entorno es privilegiado: el festival tiene lugar en la extensa superficie de jardines del Palacio Real de Pedralbes, residencia entre 1924 y 1931 de la Familia Real española en sus visitas a la Ciudad Condal, y situada en plena avenida Diagonal, a menos de un kilómetro del Camp Nou. Además del escenario principal, situado frente al edificio del palacio, con todas sus localidades de asiento, el festival cuenta con el enorme tirón del Village: otros dos escenarios más pequeños, el Seat Mó y el Momentos Alhambra, en los que, hora y media antes de que de comienzo el gran concierto de cada día, se puede disfrutar de actuaciones de artistas emergentes en un entorno íntimo y relajado, probando, al mismo tiempo, las distintas variedades artesanales de cervezas Alhambra: las lager Reserva 1925 y Singular, la bock Reserva Roja, la IPA Esencia Citra o la porter Baltic Porter.

Tras Love of Lesbian el festival ha contado hasta el momento con actuaciones de Sara Baras, Rosario, Manel, Raphael, Hombres G, Vanesa Martín, Viva Suecia o Zahara. El cartel de actuaciones que restan por actuar en el festival en lo que queda de junio y julio lo completan Álvaro Soler (viernes 25 de junio), Salvador Sobral (domingo 27), Miguel Poveda (martes 29), Nathy Peluso (miércoles 30 de junio y sábado 17 de julio), Aitana (jueves 1 de julio), Niña Pastori (viernes 2), Fangoria (sábado 3), Sergio Dalma (domingo 4), Loquillo (lunes 5), Diego El Cigala (martes 6), Rozalén (miércoles 7), Mónica Naranjo (jueves 8), Carlos Rivera (viernes 9), Amaia (sábado 10), Luka Sulic (domingo 11), Alan Parsons Project (martes 12 y miércoles 13), Jorge Drexler (jueves 14), Silvana Estrada (viernes 15), el ballet de estrellas de la Ópera de París (sábado 16), Miguel Ríos & the Black Betty Trio (lunes 18), el Musical ‘Jardines de Broadway’ (a cargo de Manu Guix y Àngel Llàcer, el martes 19), Andrea Motis (miércoles 20), La Bien Querida (jueves 21), Myles Sanko (viernes 22), Sidonie (sábado 23) y Maria Arnal i Marcel Bagés, con cuya actuación, presentando su segundo álbum, ‘Clamor’, se clausurará el festival el domingo 24 de julio.

Un patrocinio imprescindible

Dadas las restricciones de aforo provocadas por la pandemia, el festival no podría haber logrado sobrevivir si no hubiese contado con el apoyo decidido de sus patrocinadores. Fiel a su filosofía de apoyar experiencias únicas y sensoriales, Cervezas Alhambra vuelve a ser uno de los patrocinadores principales del Festival Jardins de Pedralbes y, como cerveza oficial del evento, la marca ofrecerá a los asistentes disfrutar de los conciertos probando algunas de sus variedades más valoradas y características, como la Alhambra Baltic Porter, casi negra, con notas a café y a chocolate o la Alhambra Reserva Esencia Citra IPA, con un intenso aroma a frutas cítricas y tropicales. No faltan, por supuesto, tres sabores clásicos: Alhambra Reserva 1925, Alhambra Reserva Roja y Alhambra Especial.