En 1962, Havianas lanzó su icónico y bestseller flip-flop conocido como ‘El Tradicional’. Inspirado por las sandalias Zori, calzado japonés con suela de paja de arroz, la firma brasileña de calzado irrumpió con fuerza en la industria de la moda con tan sólo un cambio en el diseño de esta modelo: suela de goma resistente, en lugar de la suela de arroz, para así poder resistir el clima brasileño y sus playas. Desde entonces, la firma ha extendido el espíritu del país por todo el mundo, con sólo representar, de manera simple y espontánea, el confort, la felicidad y libertad en los pies de todo el mundo.

Ahora, 59 años y una pandemia mundial después, Havaianas propone un cambio de hábitos en los estilismos diarios. El teletrabajo trajo consigo un confinamiento a su vez provocado por el covid-19 y la tendencia de vestir prendas y calzados más cómodos. Los dos piezas de punto y las deportivas cobraron todo el protagonismo que tiempo atrás no tuvieron. Ya inmersos en la temporada estival, la marca propone seguir manteniendo este ‘nuevo’ estilo con el lanzamiento del primer International Free Feet Day, una iniciativa que pretende dar la bienvenida al verano dejando los zapatos cerrados de lado para sustituirlos por flip-flops.

¿Hay algo más liberador que un zapato abierto?

Probablemente, no. Y esto lo sabe muy bien Havaianas, que está especializada en zapatos abiertos, hasta ahora sólo para los días de playa y piscina. La propuesta para esta temporada es hacer conjuntar las largas jornadas laborales con unas chanclas. En palabras de Guillaume Prou, presidente de Havaianas EMEIA: «En nuestras oficinas todos llevamos Havaianas durante todo el verano. Para nosotros es la mejor manera de trabajar, con comodidad y estilo, y, ya que hemos visto que mucha gente utiliza nuestras flip-flops para trabajar desde casa, ¿por qué no animar a todo el mundo a trabajar con ellas desde la oficina?».

Para dar rienda suelta a la libertad, Havaianas ha invitado a varias empresas internacionales a sumarse al Free Feet Day. Glovo, IE University y L’Oréal, entre otras grandes compañías, han disfrutado de flip-flops, tanto para empleados como para alumnas, para que puedan comprobar las ventajas de usar este calzado en su rutina laboral y académica del día a día: comodidad, tendencia y estilo.

Una propuesta que surge, también, a raíz de sus buenos resultados durante el año más atípico vivido hasta el momento. La empresa cerró 2020 con unos ingresos netos de 500,6 millones de euros, un 2,6% más que en 2019, proporcionando una cifra superiores a pesar de un año tan difícil. En Europa, las ventas totales progresaron un 13% frente a 2019, con un 71% más de venta en el canal online.