El gigante Inditex conquista una de las ubicaciones premium de Madrid: el bajo del emblemático Edificio España. La multinacional gallega ha cerrado un acuerdo con Inbest Socimi, la copropietaria del edificio, para abrir a lo largo del próximo año dos tiendas que sumarán 9.000 metros cuadrados para tres de sus marcas: Zara, Zara Home y Stradivarius.

La apuesta por esta ubicación tiene dos claves. Primero, su céntrico emplazamiento y que la zona de Plaza de España está siendo renovada con un concepto más inclusivo para los peatones; segundo, su apuesta por la integración del canal físico y online en una tienda de gran formato.

El presidente de Inditex, Pablo Isla, ha destacado que estas dos tiendas se van a convertir en «una referencia mundial del concepto de integración entre la tienda física y ‘online'». «Aquí se resume de forma muy precisa nuestra estrategia: máxima calidad de espacio complementada con la incorporación de las herramientas tecnológicas más eficientes para prestar la mejor calidad de servicio en un entorno emblemático de máxima sostenibilidad», ha añadido.

El acceso a las tiendas podrá realizarse desde un aparcamiento de nueva creación y desde la plaza, en la que se están ampliando las aceras y los accesos peatonales y, además, está prevista la plantación de más de 1.300 árboles.

Las tiendas incorporarán las novedades tecnológicas de la plataforma integrada de tiendas y ‘online’, que, según Inditex, permitirán prestar un servicio reforzado al cliente complementado por la tienda de internet, como los últimos avances en sostenibilidad medioambiental.

Una tienda Zara de casi 8.000 metros cuadrados

La marca insignia de la compañía, Zara, ocupará más de 7.700 metros distribuidos en cuatro plantas, entre las que se incluye una planta sótano que contará con un almacén que permitirá prestar servicio inmediato de reposición.

Las dos primeras plantas ofrecerán las colecciones de Mujer, incorporando en la primera de ellas la nueva sección de ‘Cosmética Zara Beauty‘ y la sección de recogida ‘online’, con un silo robotizado con capacidad de hasta 1.500 pedidos.

La tercera planta estará dedicada a la sección de Caballero y al nuevo concepto de tienda de Zara Home, que divide los espacios como las estancias de un hogar «de forma envolvente, buscando la máxima simplicidad para garantizar el protagonismo de los diseños y facilitar un recorrido cómodo y agradable». En la planta -1 estará la sección de Niño.

La tienda propondrá además zonas de autocobro y contará con la experiencia ‘Modo Tienda’, que está disponible a través de la app de Zara para todos los establecimientos de la marca en España.

Junto a los servicios de reserva de probadores y localización de artículos en tienda, prevé incorporar la nueva función ‘Pay&Go’, que permitirá que los clientes adquieran las prendas con tan sólo escanearlas a través del móvil.

Por su parte, Stradivarius contará con 1.200 metros en dos plantas, con dos accesos desde la calle. Dispondrá de ‘Modo Tienda’ a través de la aplicación móvil de la marca y de zonas de autocobro.

Las dos tiendas dentro del Edificio España se incorporan al espacio de la Plaza de España, que está siendo reformado a raíz del proyecto ‘Welcome Mother Nature’ por el que peatonaliza el 90% del suelo y se van a plantar más de 1.300 árboles de más de 50 especies.

Se trata de una amplia zona ajardinada en contacto con la calle Princesa, el Palacio Real, los Jardines de Sabatini y hasta el Parque del Oeste, el Parque de la Montaña y la nueva reforestación de Plaza de España, donde se ha enterrado toda la circulación.