Con la mejora de la situación sanitaria y la apertura de fronteras, el turismo se reactiva en todas sus formas. Un ejemplo son los cruceristas. La línea de cruceros de lujo Crystal Cruises ha batido este mes su número de reservas en más de 30 años de historia de la compañía. El hito se produjo en las primeras 24 horas en que la compañía abrió sus reservas para las nuevas salidas hacia Bahamas a bordo de Crystal Serenity, un crucero con capacidad para 980 personas.

«Estamos encantados con la magnífica respuesta a estas nuevas salidas. Está claro que los clientes han estado esperando ansiosamente volver a viajar y están tan emocionados como nosotros por el regreso del Crystal Serenity a la navegación», dijo Jack Anderson, presidente y consejero delegado interino de Crystal a Forbes US.

El 80% de las Crystal Penthouses con servicio de mayordomo – para las suites más grandes del barco– ya están reservadas para toda la temporada de las Bahamas, que comienza el 3 de julio y se extiende hasta octubre. Eso sí, Crystal exige a los pasajeros que estén vacunados contra el covid-19.

Por su parte, los clientes están de acuerdo con esta política. En una encuesta reciente realizada a casi 3.000 lectores de Cruise Critic, el 84% de los preguntados dijo que haría un crucero si la vacunación fuese un requisito.

«Y, anecdóticamente, muchos cruceristas nos dicen que es la única forma en que se sienten cómodos para volver a viajar» declaró a la revista Colleen McDaniel, editora jefe del medio.

No solo Crystal Cruises ha adoptado esta política. Estas son otras cuatro líneas de cruceros que pronto reanudarán la navegación, y sólo con pasajeros totalmente vacunados.

Royal Caribbean

Royal Caribbean reveló ayer que reanudará los cruceros en Norteamérica a partir del 12 de junio, con salidas hasta agosto.

Sólo podrán viajar los adultos vacunados, mientras que los pasajeros menores de 18 años podrán navegar con una PCR negativa. Asimismo, toda la tripulación será vacunada.

«Las vacunas son un cambio de juego, creemos que empezar con cruceros para huéspedes adultos vacunados y la tripulación es la decisión correcta«, recalcó Michael Bayley, presidente y CEO de Royal Caribbean International a Forbes US.

Los cruceros de siete días saldrán de Nassau en el Adventure of the Seas, con capacidad para 3.807 pasajeros, e incluirán dos días en su isla privada de las Bahamas, Perfect Day at CocoCay, además de paradas en la isla de Gran Bahama y Cozumel (México).

Cruceros Celebrity

Por su parte, la línea hermana de Royal Caribbean, Celebrity Cruises, zarpará desde St. Maarten a partir del 5 de junio y hasta agosto en el Celebrity Millennium, el barco que encabeza el programa de modernización de la flota, de 500 millones de dólares.

Sólo se permitirá subir a bordo a los adultos vacunados, mientras que los pasajeros menores de 18 años podrán navegar con resultados negativos de la prueba PCR. La tripulación también será vacunada.

«Volver al Caribe después de más de un año de ausencia es un momento muy significativo para nosotros», recalcó la presidenta y directora general de Celebrity Cruises, Lisa Lutoff-Perlo. «Marca el comienzo del final de lo que ha sido un tiempo excepcionalmente difícil para todos».

Viajes Virgin

La línea de cruceros Virgin Voyages, sólo para adultos y más moderna, también exige que tanto la tripulación como los pasajeros estén vacunados.

El Scarlet Lady, con capacidad para 2.770 pasajeros, zarpará de Miami el 4 de julio. 

P&O

Este verano, P&O Cruises, propiedad de Carnival Cruise Line, ofrecerá cruceros costeros por el Reino Unido de tres, cuatro y seis noches «Ultimate Escape» desde junio a septiembre con salida de Southampton. 

El Britannia, con capacidad para 3.647 pasajeros, no hará escala en ningún puerto en estos «cruceros a ninguna parte», pero los cruceristas podrán admirar la escarpada costa del Reino Unido desde el barco. 

Los cruceros están disponibles para los residentes del Reino Unido que se hayan vacunado contra el covid-19 al menos siete días antes de la salida. Los billetes están a la venta, a partir de 623 dólares por una escapada de tres noches.