Creado a partir de materiales procedentes de la naturaleza, Swatch presenta Sistem51, sus relojes mecánicos que combinan la innovación, la bio-fuente y la precisión relojera suiza.

Insertado en un movimiento mecánico, 51 piezas, 1 tornillo y todo ensamblado automáticamente, Swatch ha conseguido concentrar la innovación combinada en un reloj con un mensaje actualizado.

El pasado mes de septiembre la firma relojera presentó su última innovación, consiguiendo sustituir los orígenes convencionales de un reloj por el origen biológico en la producción. La gama de relojes Sistem51 introduce materiales de origen biológicos extraídos de de las semillas de la planta de ricino.

El origen biológico de los relojes de la gama Sistem51 de Swatch ha sido reconocido como uno de los desarrollos mecánicos más interesantes de la industria relojera de la última década. Se trata del primer movimiento mecánico jamás fabricado cuyo ensamblaje está totalmente automatizado y continúa siendo una verdadera revolución en la industria.

Como cualquier reloj automático, Sistem51 no necesita batería, sino que se alimenta por la persona que lo lleva. Cada movimiento de la muñeca pone en movimiento el rotor, dando cuerda al reloj, por lo que Sistem51 tiene un movimiento automático. Cuando se quita de la muñeca y se deja en reposo durante un tiempo, sigue funcionando durante unas excepcionales 90 horas.