Abanderada del desarrollo personal y profesional de la mujer, Núria Vilanova forma parte del gremio de empresarios más importantes de nuestro país. Su perfil profesional de liderazgo está estrechamente vinculado al compromiso con la responsabilidad social y el desarrollo de conocimiento.

Vilanova fundó Atrevia en el año 1988. La empresa global de comunicación y posicionamiento estratégico de marca nació bajo el nombre de Inforpress (lo mantuvo hasta 2015) y con actividad laboral sólo en el ámbito español. Un año más tarde establece su primera sede internacional en Lisboa y, desde entonces, su crecimiento ha ido en aumento, cruzando el charco a Latinoamérica en 2009. Actualmente, la compañía cuenta con una generosa y reputada red de partners que le permite dar cobertura a todos sus clientes, hasta el punto de ser considerada la mayor en España dentro de su sector. Con oficinas repartidas en más de quince países, Atrevia tiene en sus credenciales la insignia de ser una de las empresas nacionales pioneras en crear un departamento especializado en e-comunicación, como fruto del auge de internet en el año 1999.

400 profesionales conforman las más de 20 áreas de especialización con perfiles multidisciplinares. Vilanova se confiesa abanderada de la promoción femenina de las mujeres en entornos laborales. Según el informe sobre Mujeres Consejeras realizado por Atrevia en colaboración con IESE Business School, en las empresas hay 330 mujeres consejeras, lo que representa una tasa del 25,8% del cómputo general, un 2,6 puntos porcentuales por encima de la cifra obtenida en 2019.

Una máxima de esta empresaria y Atrevia, empresa de la que también es presidenta, es analizar el mercado laboral para hacer de este un hábitat propicio con desarrollo positivo de los profesionales. No sólo defiende el lugar de las mujeres en los consejos de administración, también desarrolla disciplinas para disfrutar del llamado ‘Estado de bienestar‘, y ser entendida como una compañía de comunicación activista.