Muchas de las mujeres más exitosas del mundocelebrities, cantantes, deportistas o actrices– utilizan sus millones para invertir en diversas causas. Entre ellas destacan las empresas que apoyan la sostenibilidad y la inclusión, así como impulsar pequeños negocios para que puedan alcanzar el éxito.

Muchas de estas inversoras famosas no están en esto por el dinero: utilizan su visibilidad para destacar aquellos proyectos en los que creen.

El Índice de Inversiones de Famosos ha calculado cuáles son los inversores empresariales famosos con más éxito. De los 30 más prolíficos, 10 son mujeres que están rompiendo los estereotipos a los que estábamos acostumbrados en el mundo empresarial: el hombre blanco inversor. 

Mientras que ellos tienden a invertir mucho en empresas tecnológicas, las mujeres tienden a dedicar su fortuna a más compañías propiedad de mujeres y minorías. Un gran paso para apoyar a colectivos vulnerables usando su altavoz mediático.

Salud y bienestar

De todas las empresas respaldadas por famosos, la de salud y bienestar es la que cuenta con más mujeres inversoras. 

Más de una quinta parte de las celebrities del informe tienen una marca de bienestar en su cartera. Oprah Winfrey, Jessica Alba, Gwyneth Paltrow y Tyra Banks destacan en este secotr, con las 16 empresas en las que invierten cada una: desde equipos de fitness para el hogar hasta aplicaciones de meditación. 

Una de las que ha recbado un mayor éxito es Jessica Alba, que fundó The Honest Company en 2012. 

La empresa vende productos orgánicos y éticos para el cuidado personal y los bebés y recientemente salió a bolsa con una valoración de 1.400 millones de dólares. 

Además, Alba dona una cantidad importante de los ingresos de The Honest Company, incluidos 1,5 millones de pañales, a Baby2baby, una organización sin ánimo de lucro que proporciona artículos de primera necesidad a familias necesitadas. La actriz también invirtió 34,3 millones de dólares en Headspace, una plataforma de meditación y atención plena en línea. 

Tras lanzar su marca de bienestar Goop en 2008 y ver su crecimiento y éxito, Gwyneth Paltrow invirtió su patrimonio en acciones de empresas, entre ellas la compañía de terapia digital Real. 

Por su parte, Serena Williams es inversora en la empresa de productos femeninos orgánicos Lola. 

El interés de las mujeres

Las inversoras tienden a saber lo que buscan las clientas. Muchas empresas respaldadas por mujeres famosas tienen fundadoras. Se trata de un esfuerzo por invertir una tendencia: las startups lideradas por mujeres solo recibieron el 2,3% de toda la financiación de capital riesgo en 2020.

La firma de inversión de la estrella del tenis Serena Williams, Serena Ventures, ha invertido en más de 30 empresas centradas en mujeres y en mujeres que forman parte de un colectivo minoritario. 

Serena Ventures ha respaldado empresas como el espacio de cotrabajo centrado en las mujeres The Wing y la empresa de maquinillas de afeitar Billie. 

Williams declaró lo siguiente sobre la inversión: «Cuando piensas en Silicon Valley, piensas en muchas inversiones, piensas que es tan exclusivo, como ‘Cómo puedo entrar en eso’ y ‘No puedo invertir porque no sé y no hay manera de entrar’. Pero queremos hacer un camino en el que haya más inclusión y más impacto«.

Alrededor del 60% de las inversiones de Williams se destinan a startups dirigidas por mujeres o personas de color, muchas de las cuales trabajan en productos o servicios dirigidos a las mujeres.

Otros inversores famosos han seguido su ejemplo de invertir en este campo. La modelo Tyra Banks colabora en TheSkimm, una empresa de medios digitales de propiedad femenina que envía un boletín diario fácil de leer dirigido a las mujeres. 

Además, muchas de las principales inversoras, como Williams y la actriz Priyanka Chopra, son inversoras en Bumble, la aplicación de citas en la que las mujeres dan el primer paso. Su financiación ha impulsado el movimiento de empoderamiento femenino en el espacio de las citas online. 

Alimentos y bebidas sostenibles

Oprah Winfrey, que es la inversora femenina de mayor éxito del mundo con un patrimonio neto de 3.500 millones de dólares, tiene predilección por las empresas alimentarias. 

Winfrey es copropietaria de la empresa de bebidas de avena Oatly, que está en camino de salir a bolsa y ser valorada en 10.000 millones de dólares. Además es inversora y miembro del consejo de administración de la cadena de restaurantes de comida sana True Food Kitchen.

La cantante Katy Perry también es una gran inversora en empresas alimentarias, sobre todo invirtiendo en Impossible Foods en 2019 y formando parte del crecimiento de la empresa.

En 2020, Perry invirtió en Appel Sciences, una empresa que utiliza tecnología para hacer que la fruta dure hasta tres veces más, reduciendo así el desperdicio de alimentos. Tras la ronda de captación de fondos de Perry, Appel fue valorada en 1.000 millones de dólares. 

Madonna invirtió 1,5 millones de dólares en Vita Coco, una de las marcas de bebidas de más rápido crecimiento en EE.UU.

El año pasado, Paltrow pasó de la salud y el bienestar a la alimentación y las bebidas cuando invirtió en la empresa de bebidas con cannabis Cann.

Beyonce, otra destacada inversora de famosos, invirtió en la empresa de alimentación vegana 22 Day Nutrition. 

Belleza diversa

A menudo utilizadas como rostro de las empresas de belleza, muchas celebrities están fomentando las empresas de belleza con líneas de productos inclusivas. 

La cantante Rihanna ha dado un paso atrás en la música en los últimos años para centrarse en su último éxito: Fenty Beauty. 

La de Barbados es copropietaria de la marca de maquillaje, junto con la empresa de lujo LVMH

«Tiene que haber algo para una chica de piel oscura, tiene que haber algo para una chica muy pálida. Quieres que la gente aprecie el producto y no se sienta como: ‘Ah, es bonito, pero sólo le queda bien a ella’”, declaró sobre la empresa.

Prinyanka Chopra lanzó Anomaly, una marca de cuidado del cabello que utiliza botellas hechas con materiales reciclados y que es económica y ecológica.