La Rioja tiene una estructura más aventajada que el resto de las comunidades autónomas para afrontar la crisis, aunque también está estructura hace que tenga poca representación en los ranking de riqueza personal. Tiene dos sectores, cuero y calzado, afectados por la crisis de la COVID-19. A ello se une que es, junto con Canarias, una de las autonomías que ha sufrido en sus exportaciones al Reino Unido desde el brexit, en su caso por la menor venta de vino y en Canarias, por las hortalizas.

Por contra, La Rioja es fuerte en alimentación, que sirve de colchón anticrisis, y también le beneficia ser la segunda región con menos peso en el sector servicios, incluidos los turísticos. Ello explica que entre sus ricos figuren fundamentalmente empresarios de alimentación y bebidas.

Faustino Martínez, dueño del grupo Bodegas Faustino, y Félix Revuelta y Luisa Rodríguez, accionistas de Naturhouse. En el primer semestre de este año, La Rioja ha reducido su PIB en un 19,5%, frente a 1,9% que creció en el mismo periodo del año pasado. Sus perspectivas a medio plazo son buenas, porque el informe Funcas le sitúa entre las autonomías con mejores perspectivas de recuperación. En este grupo, La Rioja se encuentra junto con Asturias, Baleares, Melilla y Navarra.

*B=Baja; S=Sube