La compra de Twitter por parte del hombre más rico del mundo, Elon Musk, podría abrir la puerta para que el expresidente Donald Trump regrese a su alguna vez amada red social después de 21 meses de suspensión. No obstante, Trump sigue siendo ambiguo sobre si alguna vez regresará.

Hechos clave

  • Musk, quien cerró su adquisición de Twitter por 44.000 millones de dólares el jueves por la noche, (en donde se incluía a su director ejecutivo y jefe de política que expulsó a Trump), dijo en mayo que pensaba que la prohibición de Trump de la plataforma era «moralmente incorrecta».
  • El día que Twitter anunció que aceptó la oferta no solicitada de Musk para privatizar la empresa, el 25 de abril, Trump le dijo a Fox News que no se reincorporaría a Twitter y agregó: «Espero que Elon compre Twitter porque lo mejorará y es un buen hombre.»
  • Trump hizo un comentario similar en CNBC, diciendo que Musk es una «excelente persona» que le gusta «mucho», pero que no volverá a unirse al sitio porque estaba «decepcionado por la forma en que Twitter me trató».
  • Donald Trump, quien comenzó su propia plataforma de redes sociales Truth Social después de la suspensión de Twitter, finalmente comentó sobre la toma de posesión de Musk el viernes por la mañana en una publicación en su sitio, dando la bienvenida al regreso de Twitter a un liderazgo «cuerdo» sin indicar si regresaría al sitio si se le solicita.

Antecedentes

La relación típicamente amistosa entre Trump y Musk pareció agriarse durante el verano cuando Trump llamó al multimillonario un «artista de mierda», lo que llevó a Musk a tuitear «es hora de que Trump cuelgue el sombrero y navegue hacia el atardecer». 

Varios anunciantes planean retirar anuncios del sitio si Twitter reincorpora a Trump, según el Wall Street Journal. Musk, por su parte, ha intentado abordar estas preocupaciones, escribiendo en una carta abierta a los anunciantes el jueves, alegando que Twitter no se convertirá en un «infierno de todos contra todos» bajo su supervisión.

Cita crucial

Trump escribió el viernes: «Estoy muy feliz de que Twitter ahora esté en buenas manos, y ya no será dirigido por lunáticos y maníacos de izquierda radical que realmente odian a nuestro país. Twitter ahora debe trabajar duro para deshacerse de todos los bots y cuentas falsas que lo han lastimado tanto. Será mucho más pequeño, pero mejor».

Número grande

75%. Eso es lo que han caído las acciones de Digital World Acquisition Corp., (la compañía de adquisición de propósito especial que busca hacer pública Truth Social) desde que Musk reveló su participación del 9% en Twitter el 4 de abril. Las acciones de la compañía cayeron un 4% el viernes.