Solo Serena Williams, la 23 veces campeona de Grand Slam, pudo atraer la mezcla de personalidades que se presentaron en el Arthur Ashe Stadium en Flushing Meadows (Nueva York) para ver su actuación en el US Open el lunes por la noche: Mike Tyson sentado junto a Martina Navratilova o Bill Clinton junto a Ruth Westheimer, la Dra. Rut.

La gran tenista Billie Jean King habló en el tributo a Williams después del partido (en el que Williams derrotó a Danka Kovinic de Montenegro en dos sets, 6-3, 6-3), recordando cómo conoció a Williams y a su hermana Venus en abril de 1988 en una clínica de tenis, cuando Serena tenía seis años y Venus tenía siete, y cómo incluso entonces, el talento de Serena destacaba. “En ese momento le dije: no cambies nada”.

En 2019, el año en que Williams se convirtió en la primera atleta en aparecer en la lista anual de FORBES de las mujeres hechas a sí mismas más ricas de Estados Unidos, FORBES entrevistó a Williams sobre sus planes como inversionista y la presentó en su portada para la revista. Para ese entonces, la tenista ya había apostado por 34 startups, centrándose en empresas iniciadas por mujeres y minorías. 

En marzo de este año, su firma de capital de riesgo, Serena Ventures, ya había recaudado 111 millones de dólares por parte de los inversionistas, y contaba con una cartera de 60 empresas, según The New York Times, incluyendo MasterClass y el servicio de comida congelada saludable DailyHarvest.

Cinco meses después, en un artículo de portada de Vogue, Williams, de 40 años, anunció que se retiraría del tenis después de jugar en el US Open. Ese mismo mes, Serena Ventures invirtió en la empresa emergente de salud mental llamada Wondermind, cofundada por la cantante y actriz Selena Gomez y la emprendedora Daniella Pierson.

Williams apareció en la lista de FORBES de 2022 de las mujeres hechas a sí mismas más ricas de Estados Unidos en junio y contaba con una fortuna estimada de 260 millones de dólares.

En su tributo el lunes por la noche, Billie Jean King declaró: “Gracias por su liderazgo y compromiso con la diversidad, la equidad y la inclusión, especialmente para las mujeres y las mujeres de color”, dijo King, ante los aplausos de la multitud que agotó las entradas. “Gracias por compartir tu viaje con cada uno de nosotros. Te amamos. Dios te bendiga. ¿Y adivina qué? Estás empezando».

Aquí está la historia de portada de FORBES del 30 de junio de 2019 sobre Serena Williams y sus negocios, republicada en su totalidad.