Encontrar oportunidades de inversión en entornos turbulentos
es una tarea difícil, pero hay perfiles que siempre buscan obtener la mejor aproximación, obviando los ruidos del corto plazo. Timur Turlov (Moscú, 1987), es de esos empresarios que han buscado siempre las mejores opciones. Fundador de Freedom Finance Europe explica que lanzó la compañía para ofrecer a sus clientes, inversores minoristas corrientes, acceso a los mejores productos de inversión del mundo: “valores internacionales y los mercados de Estados Unidos y Europa”.

“Desde el principio, intentamos que este servicio fuera tan bueno como
en Occidente. Al proporcionar las mejores oportunidades de inversió y crear soluciones modernas para ello, tuvimos éxito con una parte de nuestros mercados: la antigua Unión Soviética (en Ucrania, Kazajstán, Uzbekistán y, hasta hace poco Rusia, pero cuyo mercado Freedom Finance está abandonando ahora). Al mismo tiempo, estamos entrando activamente en Europa porque consideramos que nuestros productos también tienen una buena demanda aquí”, comenta Turlov. El fundador de Freedom Finance explica que ayudan a sus clientes con su análisis, ofreciéndoles la calidad más alta. “Les proporcionamos no sólo la oportunidad de comprar valores en la bolsa al precio de oferta inicial, o en el mercado secundario a través de una aplicación móvil en 1 ó 2 clics, sino que también les mostramos otras posibilidades interesantes”, asegura.

La idea es hacer selecciones interesantes para ayudar a crear una cartera, y tratar de hacer posible que los usuarios encuentren una idea de inversión y adquieran una compañía con un buen potencial de crecimiento gracias a la investigación analítica.

“Aparte de los propios productos de inversión, estamos intentando crear uno de los bancos digitales de más rápido crecimiento en el país en nuestro mercado local, en Kazajstán, que es complementario a nuestro negocio principal”, dice Turlov. Pero, igualmente, han lanzado hipotecas digitales, a través de las cuales se puede literalmente cerrar un trato hipotecario en dos o tres horas. La diversificación es amplia. Es por eso por lo que Freedom Finance ha decidido abrir una oficina en España. “Vemos una demanda constante de acceso al mercado estadounidense”, ahonda Turlov.

La situación, tal y como afirma, es exactamente la misma que en otras regiones: “si vemos que el producto tiene demanda en nuestro mercado local en Kazajstán, también lo tiene en Europa occidental, donde somos muy activos explorando mercados y encontrando buenos apoyos, compitiendo con éxito con muchas otras compañías que no son un bróker”.

En Europa la empresa opera ahora en toda el área autorizada y están creciendo de forma sostenida en todos los países de la región. Cuando su cantidad de clientes llega a un determinado punto crítico –en España, por ejemplo, ya disponen de más de 4.000 usuarios–, deciden abrir una filial física para darles soporte técnico. “Ahora tenemos más de 140.000 clientes en Europa, y es nuestro mercado de más rápido crecimiento”, enfatiza Turlov.

“En mi opinión, el mercado ahora, después de la corrección en el sector tecnológico y el sector de compañías que tuvieron su OPI en los últimos dos años, ofrece un punto de entrada muy interesante”

La oportunidad en los mercados

Otra de las dudas pivota sobre si con las caídas recientes en las bolsas puede haber oportunidad en el plano de la inversión. “En mi opinión, el mercado ahora, después de la corrección en el sector tecnológico y el sector de compañías que tuvieron su OPI en los últimos dos años, ofrece un punto de entrada muy interesante”, dice Turlov.

El máximo responsable de Freedom Finance cree que muchas empresas son ahora más baratas que antes de la pandemia, pero tienen un rendimiento económico mucho mejor. A su modo de ver, se podría decir que un cierto sobrecalentamiento ya se ha visto reemplazado por una importante infravaloración: “el mercado está pasando de un estado de euforia a un estado de miedo”.

Turlov confirma que gracias a muchos indicadores se puede ver que este miedo es extremo. “Significa que, si eres selectivo y eliges bien los objetivos de inversión, ahora es posible comprar muchas compañías (especialmente las que se dedican a la tecnología y el software) a precios muy atractivos con indicadores mucho más bajos”, relata.

¿Y en cuanto a los criptoactivos? En la opinión de Turlov, los mercados de criptomonedas y NFT se encuentran en un estado bastante alto de sobrecalentamiento. “Habiéndose convertido en un fenómeno muy importante en la economía, habiendo creado una enorme capitalización y generado un gran entusiasmo a su alrededor, la criptoindustria todavía tiene un déficit de valor muy grande dentro de sí misma, y genera más bien exageraciones y demanda especulativa”, analiza.

“En este momento, todos los activos están radicalmente sobrevalorados desde un punto de vista fundamental, y se basan en el deseo de los participantes del mercado de revender estos activos entre sí, para obtener ganancias especulativas”, sentencia.

De este modo, mientras que el crecimiento sostenible a largo plazo requiere claramente la creación de valor. “Uno puede tener diferentes enfoques para valorar los NFT y las criptomonedas en sí, pero los enfoques de valoración clásicos muestran que el bitcoin está catastróficamente sobrevalorado”, describe.

Buenas decisiones

Según Turlov, este es un buen momento para volver a analizar compañías con la cabeza fría: “como ejemplo, mi propia cartera de 12 acciones, que he publicado en la plataforma Freedom24”.