La pandemia mundial ha acelerado tendencias estructurales inevitables. Este proceso desató una ola de destrucción creativa, impulsando una nueva era en el comercio electrónico, además de una rápida evolución de la economía virtual. Esta transformación digital también ha creado un panorama darwiniano, donde los fuertes son cada vez más fuertes.

En este mundo, las pequeñas y medianas empresas con una visión audaz y una sólida capacidad de gestión han sido unos grandes beneficiados, ya que se aprovechan de los cambios inducidos por la pandemia. Estos negocios han capitalizado las innovaciones tecnológicas para escalar y aprovechar los grupos de talentos que alguna vez fueron inaccesibles.

La transformación digital también ha creado un panorama darwiniano, donde las empresas fuertes son cada vez más fuertes

Anteriormente, cuando las organizaciones sin vastas redes de locales querían atraer talento, se limitaban a sus respectivas áreas. Ahora, una mayor adopción de la tecnología digital y las videoconferencias ha ayudado a nivelar el campo de juego y ha permitido a las administraciones acceder a grandes perfiles en todo el mundo de manera simple y rentable.

«Esto no solo es beneficioso para las empresas, es atractivo para los posibles empleados que desean aprovechar la tendencia de una mayor flexibilidad en el lugar de trabajo», Rayna Lesser Hannaway, que forma parte de iM Global Partner, y es gestora del fondo OYSTER US Small and Mid Company Growth. «Este cambio estructural permite a las empresas de pequeña capitalización competir directamente con las multinacionales, que anteriormente tenían la ventaja al ofrecer acceso a los capitales y los principales centros del mundo», ahonda.

En este campo, la digitalización también puede facilitar una conexión más profunda entre las empresas más ágiles y sus clientes. El mundo virtual permite el desarrollo de modelos comerciales más optimizados y rentables basados ​​en la innovación y el compromiso, mejorando los viajes de los clientes.

Dónde invertir dinero dentro del ámbito de las small y mid caps

Las llamadas small y mid caps tienen ante sí un crecimiento que puede ser transformador y que puede ser más que interesante para invertir mediante fondos de inversión. Según Lesser, desde la gestora buscan desde empresas que demuestren ganancias sólidas impulsadas por un crecimiento de ingresos sostenible, altos rendimientos de capital, hasta comportamientos de gestión comprobados y productos o servicios sólidos impulsados ​​por una visión a largo plazo. «Si alguno de estos indicadores está ausente, la empresa presenta un riesgo a futuro», expone.

Este enfoque multifacético es fundamental. En un escenario como el de la pandemia donde la mayoría de las empresas sufren pérdidas de ganancias, se torna más difícil hacer comparaciones y proyecciones a largo plazo basadas únicamente en los números. «Sin embargo, evaluar la solidez de las decisiones de liderazgo y cómo están a la altura de la visión se vuelve vital», agrega.

Una crisis como la de la pandemia revela en poco tiempo cómo una compañía interactúa con los accionistas en periodos de estrés y si trabaja con visión estratégica

Al final, una crisis actúa como una olla a presión para los comportamientos de los equipos gestores, revelando en poco tiempo cómo una compañía interactúa con los accionistas en periodos de estrés e inestabilidad del mercado. También, revela si el liderazgo tomará decisiones de crecimiento a largo plazo. «Cuando la marea baja, podemos ver quién ha estado manejando con visión estratégica», dice Lesser.

Un ejemplo claro se observaría en la cadena de restaurantes estadounidense Wingstop, que aprovechó la digitalización para ofrecer a los clientes un valor añadido durante la pandemia. Antes de la epidemia, la firma exploró todas las opciones de servicios online habilitadas por las últimas innovaciones digitales y desarrolló un modelo en el que la mayoría de los ingresos los generasen los clientes que comieran fuera de la tienda.

Esto colocó a la empresa en una excelente posición para atender a clientes nuevos y a los que ya tenía en un entorno extremadamente complejo. «A ello hay que sumarle que esta empresa está dirigida por un equipo de gestión con un enfoque de crecimiento audaz pero sólido», analiza Lesser. Su estrategia se basa en la adopción de un enfoque con disciplina y probado para abrir nuevas tiendas, impulsados ​​por una visión a largo plazo de convertirse en una de las 10 principales marcas de restaurantes a nivel mundial.

Otro buen ejemplo es RH, una empresa estadounidense de muebles de lujo para el hogar. La firma va más allá de la simple venta de artículos de alta calidad, sino que se focaliza en crear experiencias únicas para sus usuarios. «Esta oferta experiencial también minimiza los presupuestos de marketing y redes sociales, ya que los clientes esencialmente comercializan la marca para ellos a través del boca a boca», analiza Lesser.

Los inversores deben ser escrupulosos y adoptar un enfoque a largo plazo para la selección de empresas

Rayna Lesser, gestora del fondo OYSTER US Small and Mid Company Growth

Al pensar en cómo los clientes pueden interactuar mejor con su marca y al proporcionarles las herramientas para hacerlo, la compañía creó una conexión profunda con los clientes e impulsó su propio crecimiento en un período turbulento.

Mientras, la plataforma de comercio electrónico estadounidense Etsy es un ejemplo estelar de una historia de éxito de crecimiento. Es decir, de pasar de ser una empresa más pequeña para tener una capitalización de mercado superior a los 20.000 millones de dólares.

¿Qué provocó su impulso? Etsy consiguió a los participantes del mercado para superar un problema social global: la escasez de mascarillas. Al empoderar a los consumidores de esta manera, la compañía pudo convertir a muchos usuarios únicos de su servicio en fanáticos que vuelven a comprar con frecuencia dentro la plataforma.

«Hemos llegado a un momento decisivo para las empresas de pequeña y mediana capitalización bien posicionadas, que tienen la oportunidad de reducir la brecha entre ellas y sus contrapartes más grandes, pero para acceder a este potencial de crecimiento de pequeña y mediana capitalización, los inversores deben ser escrupulosos y adoptar un enfoque a largo plazo para la selección de empresas», analiza Lesser.

Como conclusión, las empresas que se encuentran en una etapa relativamente temprana en su desarrollo son más susceptibles a la volatilidad en los mercados bajistas, por lo que vale la pena seleccionar un número concentrado de empresas que puedan tener solidez con el paso del tiempo.