Indra ha ganado 22,3 millones de euros en el primer trimestre de 2021, un 255,3% más que en el mismo periodo del año precedente, cuando ganó seis millones de euros, y se ha situado por encima de los registros prepandemia de 2019.

La tecnológica española ha facturado 751 millones de euros, lo que supone un incremento del 2,2% respecto al mismo periodo de 2020, aupada por los buenos resultados de la división de Transportes y Defensa y una mejora de los márgenes hasta el 6,9%, según datos facilitados por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) recogidos por Europa Press.

De hecho, la cartera de Indra ha alcanzado un máximo histórico con 5.322 millones de euros en el primer trimestre de 2021, un crecimiento en términos interanuales del 10,9%.

Asimismo, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) ha aumentado un 25%, hasta situarse en 63 millones de euros, mientras que el resultado operativo (Ebit) ha avanzado un 104%, hasta los 39 millones de euros.

De su lado, el flujo de caja libre ha vuelto a mostrar un saldo negativo de 17 millones de euros, incluidos 11 millones de euros del pago del plan de transformación en plantilla, frente a los 59 millones de euros de saldo negativo del año anterior.

Los ingresos de la compañía se han visto penalizados por los tipos de cambio de algunas divisas latinoamericanas en 24 millones de euros.

Las ventas en España superan el 50%

España ha concentrado el 52% de las ventas del grupo, frente al 19% de Europa, el 18% de América y el 11% de Asia, Oriente Próximo y África.

La deuda neta también ha caído en más de cien millones de euros respecto al mismo periodo del año anterior y ha cerrado el trimestre en 503 millones de euros.

Fernando Abril-Martorell, presidente ejecutivo de Indra, ha destacado en un comunicado que “todos los apartados de las cuentas mejoran” y ha señalado a la mayor rentabilidad, debido a una mejora de los márgenes por contención del coste, como causa del crecimiento de los beneficios.

Asimismo, el directivo ha puntualizado que aún hay algunos problemas derivados de la pandemia como las “restricciones de actividad” que “continúan produciendo retrasos importantes” y, aunque ha destacado la vuelta a niveles prepandemia de la compañía, considera que esta no está totalmente superada y continúa generando “incertidumbre y complejidad en la gestión”.

Los servicios financieros totalizan el 22% de la facturación

Por verticales, los servicios financieros han totalizado el 22% de la facturación, seguida por Energía e Industria (20%) Transporte y Tráfico (18%), Defensa (17%), Administraciones y Sanidad (14%) y Telecom y Media (8%)

La división de Defensa y Transporte ha aumentado un 7,3% sus ingresos, hasta los 263 millones de euros, impulsada por la mayor actividad en España, los proyectos de defensa aérea en Azerbaiyán y Vietnam y la mayor contribución del proyecto Eurofighter. En concreto, la compañía ha destacado en España el proyecto multianual de Fragatas F110 y el similador NH90.

En la rama de Transportes, han influido la mayor actividad en el proyecto de sistemas de peaje de la Autopista I-66 en Estados Unidos y el reconocimiento de ingresos en un proyecto ferroviario en Arabia Saudí.

Los ingresos de Minsait caen

Minsait ha registrado unos ingresos de 489 millones de euros, lo que supone una caída del 0,3%, una cifra que la empresa ha atribuido a que el primer trimestre de 2020 registró un aumento de negocio en la división por encima del 10% con la firma de acuerdos plurianuales relevantes.

“Se espera que la contratación se acelere y vuelva a mostrar crecimiento en próximos trimestres”, indican desde Indra, que también ha señalado la depreciación de las monedas latinoamericanas como causa (en moneda local los ingresos habrían aumentado un 4,2%).

En el caso de Minsait, la Sanidad y las administraciones públicas han impulsado el negocio de la compañía, mientras que el resto de verticales se mantuvieron prácticamente estables.

Las divisiones de Energía, Industria y Servicios financieros han mostrado ligeros repuntes en moneda local, mientras que Telecom y Media registró caídas.

Asimismo, los servicios digitales han supuesto un 27% de las ventas de Minsait, un 3,5% más que en el mismo periodo del año anterior, hasta alcanzar los 130 millones de euros.

Según la declaración de gestión intermedia remitida a la CNMV, Indra espera cerrar el año con más de 3.200 millones de euros de ingresos en moneda local, un Ebit por encima de los 200 millones de euros y un flujo libre de caja de 120 millones de euros, excluyendo las salidas de caja por los planes de transformación laboral.