La inmobiliaria Barnes ha publicado su ranking anual de las mejores ciudades del mundo para invertir en vivienda. Madrid ha conseguido la sexta posición mientras que la ciudad condal se ha alzado con la séptima. El madrileño barrio de Salamanca, Almagro y los barceloneses Turó Park y Pedralbes se sitúan como cuatro de las cinco zonas con el metro cuadrado más caro de España.

La capital de España también consigue el decimosexto puesto dentro del ranking de ciudades preferidas por las grandes fortunas, en un listado encabezado por la ciudad suiza de Zurich.

España es muy potente desde el punto de vista inmobiliario, pues constantemente está atrayendo tanto a grandes fortunas que buscan residir en un país con una alta calidad de vida, como a inversores que aprovechan los precios competitivos”, ha declarado el presidente del grupo Barnes, Thibault de Saint-Vincent, que ha destacado que la inversión inmobiliaria de alta gama se ha consolidado como un segmento “muy estable” y en el que los grandes patrimonios “han encontrado un valor refugio para sus finanzas”.

La importancia del inversor extranjero

“Mientras que durante la pandemia la demanda nacional fue protagonista absoluta, acaparando el 80% de las operaciones de compraventa y con un presupuesto más ajustado, el peso del comprador internacional será mayor de cara al segundo semestre del año”, ha apuntado el socio de Barnes Madrid, Eduardo Crisenti, que ha destacado el empuje del cliente latinoamericano en los últimos años.

En la importancia del papel del cliente extranjero también ha insistido el socio de Barnes Barcelona, Emmanuel Virgoulay, que ha remarcado que por encima de los 2,5 millones de euros la clientela es 100% extranjera, tanto para la compra de residencias principales y secundarias como para inversiones en alquiler.