Grupo Villar Mir –accionista de OHL y Ferroglobe y propietario de varios negocios energéticos e inmobiliarios– ha solicitado a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) una ayuda pública que asciende a 240 millones de euros.

En concreto, se trata de una primera petición que incluye 200 millones de euros para el grupo principal y otros 40 millones de euros para el perímetro español del productor de silicio metal y ferroaleaciones participado en un 54% por Villar Mir, Ferroglobe, según han confirmado fuentes del mercado a Europa Press.

El grupo presidido por Juan Miguel Villar Mir ha amortizado recientemente parte de la deuda de 129 millones de euros que mantenía con OHL, aunque sigue anotándose un pasivo de 45,85 millones de euros con la constructora controlada al 16% por los hermanos mexicanos Amodio.

Refinanciación de deuda

Ferroglobe acaba de acordar con sus acreedores la refinanciación de unos bonos de deuda de 350 millones de dólares (300 millones de euros), un plan que ya ha suscrito el 60% de los bonistas y que plantea una inyección de 100 millones de dólares (83 millones de euros).

El acuerdo supondrá alargar el vencimiento de este bono en más de tres años, desde marzo de 2022 a diciembre de 2025, la suscripción de nueva deuda por valor de 60 millones de dólares y una ampliación de capital de los 40 millones de dólares restantes, completamente asegurada por Tyrus Capital, un fondo acreedor vinculado a la deuda del grupo Villar Mir.

Ante las dificultades transitorias que dificultan su solvencia, el Grupo Villar Mir ha decidido recurrir al denominado Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, aprobado por el Gobierno como respuesta a la crisis económica que ha provocado la pandemia de coronavirus.

Este fondo fue aprobado por el Gobierno el pasado mes de julio y está dotado inicialmente con un total de 10.000 millones de euros. Su objetivo es aportar apoyo público temporal para reforzar la solvencia de empresas no financieras afectadas por la pandemia que sean consideradas estratégicas para el tejido productivo nacional o regional.