La familia Agnelli entra en el fintech inmobiliario. La firma, especializada en la compraventa y rehabilitación de inmuebles, ha cerrado una ronda de financiación de 200 millones para su expansión en España y la familia italiana ha sido el principal inversor.

Exor Seeds, brazo inversor del holding empresarial de la familia Agnelli, ha liderado la ronda que ha elevado la cifra de capital levantado entre inversores a 385 millones.

Con el capital de esta ronda Casavo quiere comprar activos en España y abrir mercado en Portugal, como recoge Cinco Días. Además, servirá para mantener el crecimiento en Italia, para invertir en tecnología y mejorar la experiencia de sus clientes.

Giorgio Tinacci, fundador y consejero delegado de Casavo, considera que “la nueva ronda acelerará nuestro crecimiento en los mercados actuales de Italia y España, así como en otras ciudades europeas. Los fondos obtenidos nos permitirán seguir invirtiendo en equipo y tecnología para ofrecer la mejor experiencia de usuario a miles vendedores y compradores de casas”.

Por su parte, Noam Ohana, director general de Exor Seeds, señala que “Casavo está emergiendo como el líder europeo en la categoría proptech y estamos encantados de asociarnos con ellos y utilizar todo el potencial de la plataforma global de Exor para erigir un referente europeo”.

Se trata de la quinta ronda de financiación que realiza Casavo desde su creación en 2017. Sus inversores Greenoaks Capital, Project A Ventures, 360 Capital y Picus Capital siguen apoyando a la compañía. Además, en esta ronda se han sumado P101 y fondos relacionados (incluido el de Azimut Libera Impresa), y los españoles Bonsai Partners, inversores de compañías como Glovo y Wallapop, entre otros..

Además, Goldman Sachs proporcionará a la fintech una línea de crédito de 150 millones de euros para financiar la compra de propiedades inmobiliarias. Tinacci afirma que esta línea de crédito “representa un hito estratégico para que nuestra compañía financie a escala las operaciones inmobiliarias en el mercado de deuda institucional”.

Los Agnelli continúan expandiendo su imperio

Es un buen año para los Agnelli, que continúan expandiendo su imperio. Además de Casavo, la familia adquirió el 42% de las acciones del fabricante de zapatos francés Christian Louboutin a principios de marzo de 2021.

El acuerdo de compra fue de 541 millones de euros y la multimillonaria inversión también se llevó a cabo a través de Exor. De esta forma, el holding podrá nombrar  dos consejeros para el consejo de administración de la compañía.

Con un valor que asciende los 2.254 millones de euros, Louboutin cuenta con 150 tiendas propias en más de 30 países. A eso hay que sumar los puntos de ventas en los que se venden los productos.

Para Exor, Christian Louboutin es una marca bien posicionada para jugar un papel significativo frente a sus competidores en el sector a nivel mundial y dispone de un margen importante para su desarrollo, “especialmente a través de una mayor expansión geográfica, particularmente en China”, se leía en la nota de prensa emitida por el grupo.

El presidente y consejero delegado de Exor, John Elkann, mostró su satisfacción por el negocio en un comunicado: “Compartimos el mismo espíritu familiar, cultura y valores, que son la base de una alianza fuerte. La creatividad extraordinaria, energía y visión única de Christian Louboutin son precisamente las cualidades necesarias para construir una gran empresa.