BBVA y Sabadell han comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que dan por finalizadas las conversaciones sobre su posible fusión.

Las entidades no han alcanzado un acuerdo sobre la ecuación de canje, por lo que han decidido romper el contacto apenas dos semanas después de confirmar al organismo supervisor que mantenían conversaciones para una posible integración.

La falta de acuerdo en los términos económicos ha motivado que ambas entidades desestimen llevar a cabo su unión 11 días después de su confirmación al organismo supervisor.

Según la información remitida a la CNMV, tras confirmar el 16 de noviembre de 2020 “contactos” con BBVA para analizar una posible fusión, el consejo de administración de Banco Sabadell “ha decidido dar por finalizadas dichas conversaciones al no haber alcanzado las partes un acuerdo sobre la eventual ecuación de canje de las acciones de ambas entidades“.

Por su parte, BBVA ha comunicado que “las conversaciones en relación con una potencial operación de fusión con el Banco de Sabadell han concluido sin que se haya llegado a un acuerdo“.

Efímera fusión

La fusión entre BBVA y Banco Sabadell hubiera dado a luz al segundo banco de España, con activos en el país de unos 600.000 millones de euros (403.527 millones de BBVA y 192.954 millones de Sabadell), solo por detrás de la nueva CaixaBank tras su fusión con Bankia y dejando a Santander en tercera posición.

La entidad resultante de la eventual operación habría contado con 4.225 oficinas en España (2.521 de BBVA y 1.704 de Sabadell) y con 45.866 empleados (29.475 de BBVA y 16.391 de Sabadell), un elevado volumen que habría permitido generar sinergias reduciendo costes.

En total, y con datos del tercer trimestre de 2020, la entidad resultante de la fusión entre BBVA y Banco Sabadell habría dado lugar a un grupo con activos globales de 963.108 millones de euros (727.014 millones de BBVA y 236.094 de Sabadell), un total de 9.769 oficinas en las geografías en las que opera (7.565 de BBVA y 2.204 de Sabadell) y 148.028 empleados.

Las negociaciones entre ambas entidades trascendieron después de que BBVA anunciara el día 16 de noviembre la venta de su filial en Estados Unidos a PNC por un precio de aproximadamente 11.600 millones de dólares (9.700 millones de euros) en efectivo.