BBVA ha acordado la venta de su filial en Estados Unidos a PNC por un precio de aproximadamente 11.600 millones de dólares (9.782 millones de euros) en efectivo, según ha anunciado este lunes la entidad financiera.

Este precio representa 19,7 veces el resultado obtenido por la unidad en 2019 y equivale a cerca del 50% del valor en bolsa actual de BBVA, por lo que la operación crea un “enorme” valor para los accionistas.

La transacción tendrá un impacto positivo en la ratio de capital CET1 ‘fully loaded’ de BBVA de cerca de 300 puntos básicos, equivalente a 8.500 millones de euros de generación de CET1.

“Esta es una gran operación para todas las partes. PNC ha reconocido el enorme valor de nuestro negocio, nuestros clientes y nuestro gran equipo en Estados Unidos, que formarán parte de un grupo financiero líder en el país”, ha señalado Carlos Torres Vila, presidente de BBVA.

Asimismo, el directivo ha señalado que este acuerdo “fortalece nuestra ya sólida posición financiera. Nos aporta mucha flexibilidad para invertir de forma rentable en nuestros mercados –impulsando nuestro crecimiento a largo plazo y apoyando a las economías en la fase de recuperación– así como para incrementar la remuneración al accionista”.

Presente en Sunbelt

En Estados Unidos, BBVA está presente en la región del Sunbelt, con más de 100.000 millones de dólares en activos, 637 oficinas y posiciones de liderazgo en Texas, Alabama y Arizona.

Una vez se complete la operación, PNC –con sede en Pittsburgh, Pensilvania- se convertirá en el quinto banco más grande del país por activos.

La transacción excluye el ‘broker dealer’ (BBVA Securities) y la sucursal de Nueva York, a través de los cuales BBVA seguirá prestando servicios de banca corporativa y de inversión a sus grandes clientes corporativos e institucionales.

Adicionalmente, BBVA mantiene la oficina de representación en San Francisco y el fondo de inversión en ‘fintech’ Propel Venture Partners.

Se estima que la operación se cerrará a mediados de 2021, una vez se obtengan las autorizaciones regulatorias necesarias.

J.P. Morgan Securities plc ha sido el asesor financiero en exclusiva de BBVA en esta transacción, mientras que Sullivan & Cromwell LLP ha sido el asesor legal.

Por su parte, Bank of America, Citi, Evercore y PNC Financial Institutions Advisory han sido los asesores financieros de PNC y Wachtell, Lipton, Rosen & Katz, los asesores legales.