El sector de la banca y las finanzas ha sufrido una gran transformación durante los últimos años. Y es que, con la aparición de la pandemia, muchos de los incipientes nuevos modelos de pago se fueron convirtiendo en una herramienta cada vez más utilizada. Esto también ha hecho que apareciera un nuevo tipo de consumidor, en el que la mujer tiene un papel relevante. Pero ¿cómo ha cambiado realmente la pandemia la forma en la que pagamos y cuáles son las características del consumidor actual? Y, sobre todo, ¿cuál es el nuevo modelo financiero que se está instaurando? ¿Qué peso tiene la mujer en él? ¿La visión femenina ha actuado como motor de cambio para una mayor innovación en este sector?

El pasado 22 de septiembre, Forbes organizaba un evento para dar respuesta a estas y muchas otras preguntas para intentar dibujar este nuevo y revelador panorama. Para ello, reunía en el espacio de Audemars Piguet en Madrid, a un grupo de mujeres directivas del sector de la banca y el mundo de las finanzas, entre las que se encontraban Julia López, Vicepresidenta y Directora General de área de Establecimientos de American Express España; Carmen Alonso, directora de Nuevas Formas de Pago para el sur de Europa de Visa; Beatriz Giménez, Country Manager Iberia de Paypal; Mónica Guardado, socia y directora general de AFI; María Abascal, directora general de AEB; Anna Puigoriol, directora de tarjetas de Banco Sabadell y Tatiana de Cubas Buenaventura, socia de Fiscalidad Internacional y Transaccional en el sector financiero de EY Abogados. 

La encargada de moderar la jornada, bajo el nombre de “Women in banking and finance”, fue Eva Pla, la cual abría el evento exponiendo la pregunta: ¿Cuáles son las nuevas señas de identidad de este cambio de paradigma en el sector financiero? ¿Qué peso tiene la mujer en él?

Carmen Alonso, de Visa, apuntaba que “el hecho de contar cada vez con una voz más plural aporta otra perspectiva”. Algo con lo que se mostraban totalmente de acuerdo sus compañeras de mesa, y a lo que Julia López, de AMEX, añadía: “Es importante contar con un equipo heterogéneo, porque representa mejor a la sociedad. Esto permite innovar mejor”.

Sostenibilidad e innovación

Pero, ¿cómo es, y va a ser, esta transformación, esta innovación en el sector de la banca y las finanzas? ¿Cada vez está más ligada a la sostenibilidad?

Todas las participantes de la mesa redonda contestaban con un rotundo sí, a la pregunta de la moderadora. Mónica Guardado, de AFI, señalaba que la sostenibilidad va a ser una de las bases de los cambios que se produzcan en este sector, pero ligada a la igualdad de género: “No hay que olvidar que el 50% de los clientes son mujeres. Pobre de la industria que no tengan en cuenta su visión”. Anna Puigoriol, de Banco Sabadell, completaba la respuesta de su compañera apuntando la necesidad de que la banca sea un motor de cambio para conseguir una sociedad más sostenible.

Eva Pla ponía sobre la mesa de debate una nueva cuestión: ¿qué papel juega la mujer en el ámbito de la innovación?

Tatiana de Cubas, de EY Abogados, reflexionaba sobre la idea de que contar con un punto de vista femenino es importante, pero, sobre todo, porque muestra una perspectiva distinta, lo que permite ayudar a vislumbrar diferentes y nuevas necesidades y aprender a adaptarse a ellas. “Hay un componente muy femenino en la innovación. Muchas de las iniciativas de ‘impacto social’ de Visa, como el patrocinio del Fútbol Femenino, han llegado porque se toman en un entorno de dirección donde hay muchas mujeres”, señalaba Carmen Alonso.

Presencia femenina y concienciación

En la actualidad, ¿existe una mayor concienciación sobre la importancia de contar con más mujeres en puestos de decisión en este sector?, preguntaba Eva Pla.

“Yo creo que el hecho de que haya mujeres en estos puestos ‘mete presión’ al resto del sector y hace que se tome conciencia de la importancia de su presencia”, respondía Mónica Guardado, de AFI. Una respuesta con la que estaba de acuerdo la directiva de AEB: “Los bancos son conscientes del talento femenino y están plenamente comprometidos con darle el reconocimiento que merece. Los datos son claros. Existen estudios en Estados Unidos que afirman que aquellas empresas con un 40% de mujeres son más rentables y menos volátiles”.

Esto ha hecho que el sistema financiero haya tomado una mayor conciencia sobre la importancia de contar con más mujeres en puestos de toma de decisión, y también en la creación de productos más orientados a ellas, tal y como apuntaba Julia López, de AMEX. “Cada vez más, los bancos entienden mejor la forma de consumir de las mujeres, lo que permite adaptarse a las necesidades de este segmento de clientes”, señalaba María Abascal, de AEB; mientras que la directiva de Banco Sabadell insistía en la relevancia de que los bancos hagan un esfuerzo por aprender adaptar su comunicación atendiendo a las necesidades del cliente.

Creando nuevos modelos

A la pregunta formulada por Eva Pla sobre lo que ha aportado la experiencia de las participantes para que exista una mayor visibilidad de la mujer en el sector financiero, Carmen Alonso, de Visa, apuntaba que ella como profesional ha tratado de aportar su visión y tesón para derribar algunas barreras “imposibles”: “Muchos proyectos o innovaciones que han ocurrido en los medios de pago no hubieran sido posibles sin nuestra visión”. Y es que todas las participantes en el encuentro organizado por Forbes coincidían en el hecho de que es necesario buscar una nueva perspectiva para conseguir nuevos hitos.

Es por ello que Anna Puigoriol, de Banco Sabadell, se lanzó con otras directivas del banco en crear el Sabadell Women Inspiration Group (SWING) un grupo interno de networking para fomentar la diversidad y ayudar a dar voz y una mayor visibilidad a otras mujeres en la organización. “Antes no había referentes femeninos en puestos de alta dirección”, recordaba Tatiana de Cubas, de EY Abogados; y a lo que añadía Beatriz Giménez, de Paypal: “Es importante contribuir a que este movimiento continúe y sigamos trabajando en esta dirección”.

Retos a superar

No en vano, el gran cambio que ha experimentado el sector en la actualidad, tal y como apuntaban las participantes, está en el hecho de haber sabido dar un paso adelante y aprovechar el talento femenino con el que contaba. Pero, ¿cuáles son los retos que quedan por delante?

Beatriz Giménez, de Paypal, no tenía la menor duda al respecto: “La diversidad”. “El éxito de las políticas de diversidad es que los hombres participen también de este cambio”, añadía la directiva de AEB. Y es que Mónica Guardado, de AFI, y Anna Puigoriol, de Banco Sabadell, señalaban que muchas veces sus compañeros no tenían consciencia de que existiera un problema y les pedían ayuda para identificarlo y solucionarlo.

“Tenemos que trabajar por identificar y evitar sesgos inconscientes”, afirmaba Tatiana de Cubas, de EY Abogados. Es por este motivo que es tan importante “decir las cosas”, tal y como apuntaba la directiva de Visa.

“Y este aporte de conciencia, ¿también pasa por la creación de nuevo talento dentro del ámbito femenino?”, exponía Eva Pla, la conductora de las jornadas organizadas por Forbes. “Si no hay talento, no hay innovación”. Así de categórica se mostraba Mónica Guardado, de AFI. Y es que Carmen Alonso, de Visa, señalaba que en el mundo de las finanzas hay que estar al día, por lo que hay que educar y enseñar a ser creativos. No en vano, tal y como sostenían María Abascal, de AEB, y Mónica Guardado, de AFI, es vital buscar un ángulo diferente para poder llegar a acuerdos y saber encontrar nuevas soluciones a los desafíos que surgen en el mundo financiero actual. Algunas de ellas pueden estar relacionadas con una educación financiera más inclusiva o con la facilitación del acceso y uso de los servicios de movilidad urbana a través de los pagos digitales, como señaló la directiva de Visa.

Las microfinanzas, la ayuda a los colectivos más vulnerables y la identificación de talento son otros de los retos que señalaban las ponentes, ya que sostenían que la banca y los métodos de pago tienen que apoyar la inclusión. “No hay que olvidar que sostenibilidad e innovación también van unidas a la inclusión y diversidad”, cerraba el encuentro Beatriz Giménez, de Paypal.