Nos esperan tiempos de vértigo y las empresas, conscientes de ello, saben que ya no basta con ofrecer un buen salario o jugosos incentivos para atraer y retener talento. Ahora los trabajadores quieren sentirse orgullosos de pertenecer a un proyecto, quieren que su empresa los cuide, que haga su vida más fácil. Y no solo eso, también quieren poder sentirse cómodos cada día cuando van a la oficina, ser ellos mismos, y no ser juzgados ni discriminados por nadie. Conseguir todo eso no es fácil, pero siempre hay compañías que marcan el camino a seguir. Amex España es una de ellas, de hecho, ha sido elegida por Forbes como la mejor empresa para trabajar en 2022, y acaba de empezar una etapa liderada por Helene Landrieu, nueva directora de Recursos Humanos en España.

Te estrenas en el cargo apenas un mes después de que American Express haya sido elegida por Forbes como la mejor empresa para trabajar de nuestro país. ¿Cómo afrontas está nueva etapa?

Es un verdadero honor continuar mi trayectoria profesional en American Express, donde he tenido oportunidades de liderar, crecer y aprender durante más de seis años. Estamos totalmente centrados en crear una gran experiencia para nuestros colleagues cada día y comienzo esta nueva etapa con mucho entusiasmo y orgullo de formar parte de la oficina de Amex en España. 

Uno de mis principales objetivos será mantener nuestra posición como empleador de referencia en España –tal y como reconocen los diversos premios que hemos recibido a lo largo del tiempo– y estoy deseando colaborar con todos los miembros de nuestro Colleague Experience Group, así como de la parte de negocio para lograr este objetivo.  

Lo que más han valorado vuestros trabajadores –o colleagues, como los llamáis en la empresa- en la elaboración del ranking han sido aspectos como la flexibilidad horaria, ayudas a la guardería o la participación en acciones. ¿Cómo de importante es en la actualidad este tipo de ‘salario emocional’?

Creemos firmemente que la mejor manera de apoyar a nuestros clientes es apoyar a nuestros colleagues. De esta manera, ofrecemos una atractiva propuesta de valor a nuestros empleados, que incluye un trabajo en el que se sienten realizados, oportunidades de crecimiento, una cultura flexible e inclusiva, salarios y beneficios competitivos, y mucho más. En esencia, esta propuesta de valor sitúa a nuestros colleagues en el centro de todo lo que hacemos, centrándonos en la persona en su totalidad, el bienestar integral y un fuerte sentido de pertenencia.

¿En qué consiste esa nueva forma de trabajo que estrenabáis hace unos meses denominada Amex Flex?

Un aspecto importante en el diseño de nuestra nueva forma de trabajar, y eso es lo que significa Amex Flex. Se trata de consultar, escuchar y aprender de nuestros colegas. Nos dijeron que valoraban tanto la flexibilidad de trabajar desde casa colaboración entre personas de forma presencial. Por ello, Amex Flex ofrece lo mejor de ambos mundos, proporcionando una mayor flexibilidad a nuestros colegas y garantizando al mismo tiempo la conservación de las importantes ventajas de nuestra cultura basada en las relaciones.

En marzo de 2022, lanzamos oficialmente esta nueva forma de trabajo que ofrece a la flexibilidad de trabajar a tiempo completo en la oficina, de forma totalmente virtual o un híbrido de ambos. Amex Flex está diseñado para recuperar la creatividad y la colaboración del trabajo en persona, al tiempo que se conserva la agilidad y la productividad que pudimos lograr en un entorno virtual durante la pandemia. Este enfoque también nos permite ampliar el grupo de talentos que podemos atraer y reforzar la retención, ya que proporcionamos a los colleagues una propuesta de valor convincente que ofrece opciones, beneficios líderes, remuneración competitiva y oportunidades de crecimiento y promoción profesional.

¿Y cómo medís el nivel de satisfacción de vuestros trabajadores con la empresa para detectar nuevas maneras de hacerles la vida más fácil?

Escuchándoles y prestando mucha atención a lo que realmente les importa, para poder así satisfacer sus necesidades de la manera más eficaz. En este sentido, realizamos una encuesta anual que nos permite conocer la satisfacción de los empleados, la eficacia del liderazgo, las oportunidades de aprendizaje y el desarrollo profesional. Los resultados se revisan en detalle con la alta dirección y nuestro Consejo de Administración. Los comentarios que hemos recibido han sido positivos en general y, gracias a ellos, hemos conseguido un enfoque renovado centrado en nuevas formas de pensar y de resolver problemas, así como un incremento de la colaboración y la velocidad de la toma de decisiones en toda la empresa.

Contáis con más de mil empleados en España ¿Cómo se gestiona una plantilla tan extensa?

Para nosotros, es fundamental mantener las interacciones sociales y el apoyo emocional a nuestros colegas, de modo que consigamos el equilibrio necesario para gestionar los equipos y fortalecer las relaciones entre ellos. Para ello, contamos con varios canales de comunicación interna muy activos, que informan de todas las novedades de la empresa -tanto a nivel nacional como internacional- en diferentes idiomas.

En nuestras comunicaciones nos basamos en nuestros valores y en nuestro propósito de liderazgo. En concreto, nos referimos a ellos como nuestros «Leadership Behaviours». Éstos establecen un estándar de liderazgo en toda la empresa y ejemplifican cómo ganamos como equipo.

Contáis también con un ambicioso plan de acción sobre diversidad, equidad e inclusión ¿En qué consiste y cómo se va a desarrollar los próximos años?

Seguimos reforzando nuestra cultura de inclusión y pertenencia en toda la empresa, aportando transparencia a nuestros esfuerzos y aumentando nuestras inversiones en diversidad, equidad e inclusión. Así, desde octubre de 2020, hemos superado nuestros objetivos de alcanzar los mil millones de dólares de gasto en estas iniciativas. Ahora, nos hemos marcado un nuevo objetivo para invertir otros 3.000 millones de dólares en estas iniciativas hasta 2025, lo que eleva nuestro gasto total previsto a 4.000 millones de dólares.

Por otro lado, hemos logrado el 100% de equidad salarial durante dos años consecutivos y lo mantendremos en el futuro. También nos responsabilizamos de proporcionar información transparente sobre nuestras prácticas de contratación, crecimiento profesional, retención e igualdad salarial. Asimismo, este año hemos realizado nuevas mejoras para compartir nuestros progresos en estas áreas.

¿Qué efecto tienen este tipo de políticas internas a la hora de atraer y retener talento?

El desarrollo de los mejores talentos comienza con la contratación de personas de diversos orígenes, experiencias y perspectivas. Por eso estamos profundamente comprometidos con la contratación de candidatos de diversos orígenes en todo el mundo. Para ello, Amex utiliza una estrategia integral que abarca las prácticas de reclutamiento, contratación y promoción. A través de estos métodos podemos garantizar una representación de colegas más equilibrada, en consonancia con nuestro compromiso general con la diversidad, la equidad y la inclusión, enriqueciendo nuestro lugar de trabajo y mejorando nuestro rendimiento.

Una vez que los candidatos se convierten en colleagues, les proporcionamos apoyo continuo para ayudarles a crecer y prosperar en sus carreras. Este es uno de nuestros principales valores para mantener el liderazgo en American Express: buscar y proporcionar coaching y feedback. Creemos que esta es la forma ideal de optimizar el trabajo y ganar todos como equipo y por ello contamos con Feedback @ Amex, nuestro programa integral diseñado para ayudar a los colleagues a desarrollar estas importantes habilidades cotidianas.

¿Cómo de importante será esa gestión del talento de cara al futuro incierto y lleno de retos que tenemos por delante?

Las empresas que no procuren implantar este tipo de medidas como de flexibilidad laboral dejaran de ser competitivas. En los procesos de selección, las preguntas en torno al “modelo flexible de trabajo” han pasado a ser de las primeras que se plantean, mientras que hace 2-3 años no, y suponen una decisión para que los candidatos sigan en el proceso por decisión personal o no. Hace 3 años, no era un factor crítico para postularse para un puesto.  Si no ofreciésemos un modelo de trabajo flexible, perderíamos entre un 30% – 40% de los candidatos, especialmente en roles donde se busca talento internacional y diverso.

Nos esperan tiempos de cambios continuos, nuevas tecnologías y retos constantes ¿Cómo conseguís que vuestros trabajadores no se queden atrás y se mantengan formados y actualizados?

La tecnología ha desempeñado y seguirá desempeñando un papel en la elaboración de la experiencia de los colleagues en American Express. Tanto nuestro modelo de trabajo virtual durante la pandemia como nuestro modelo de trabajo Amex Flex son extensiones de la estrategia que iniciamos antes de la pandemia. Ya estábamos promoviendo una cultura más flexible y nuestras inversiones en herramientas de colaboración, hardware, infraestructura y protocolos de seguridad ya se habían puesto en marcha antes de la pandemia. Además, seguimos invirtiendo a lo largo de la pandemia para mejorar la capacidad de nuestros colegas de colaborar eficazmente con capacidades como el chat/chat de grupo, las pizarras digitales, las herramientas de sondeo/encuesta, la coautoría de documentos y el almacenamiento en la nube, por nombrar algunas.

Las prioridades de cómo quiere trabajar la gente han cambiado. Para ser competitivos en la captación de talento hoy en día, es necesario contar con una estrategia que incluya espacios de trabajo y herramientas que apoyen la flexibilidad de su gente y les aporten ventajas, permitiéndoles trabajar desde donde quieran, como quieran, todo ello utilizando una gama de dispositivos de forma segura.

Hace ya tiempo que los departamentos de RRHH dejaron de ser meros gestores de nóminas y contratos ¿Cómo se conciben a día de hoy vuestras funciones?

Hace unos años cambiamos el nombre de la función de Recursos Humanos Colleague Experience Group para reforzar lo mucho que valoramos la experiencia de todos y cada uno de nuestros empleados. Buscamos liderar la innovación en recursos humanos y satisfacer las expectativas de nuestros equipos. Es importante que los profesionales se sientan realizados en el desarrollo de sus funciones y que se les reconozca su aportación de valor a la empresa, y en Amex nos preocupamos de verdad por estas cuestiones.  Otro de nuestros compromisos es mantener nuestra flexibilidad laboral e involucrar a los empleados en las políticas y la cultura corporativa para proteger y mejorar nuestro atractivo como empresa.  Además, es esencial para nosotros seguir facilitando la evolución constante de las habilidades de nuestros colleagues dentro de un un entorno inclusivo centrado en el bienestar de nuestros colegas.

En tu caso, llevas más de seis años en la compañía y has pasado por otras oficinas de Amex como la de Francia o la de Hong Kong ¿Has notado mucha diferencia entre la forma de trabajar en otros lugares con la de España?

American Express es una compañía global con un denominador común muy fuerte en cuanto a valores. Esto significa que lo que hacemos puede diferir de un mercado a otro para asegurarnos de que respetamos los matices locales, mientras que nuestro método de liderazgo se mantiene en nuestro estándar de excelencia en todo el mundo, con un nivel de expectativas invariable en todo el planeta, ya sea en París, Hong-Kong o Madrid.

En cuanto a Amex España, estoy muy impresionada por la perfecta combinación de aprovechar lo mejor de los recursos globales y proponer iniciativas locales para abordar la colaboración entre colleagues y responder a sus necesidades. Se trata de un enfoque muy personalizado que refleja la búsqueda de la excelencia que también se refleja en la forma de interactuar con nuestros clientes. American Express es reconocida en todo el mundo por su excelencia con los clientes y el reconocimiento de Forbes es un gran ejemplo de cómo Amex España está liderando la excelencia de sus empleados.