El primer semestre del año, CriteriaCaixa obtuvo un beneficio neto consolidado recurrente de 744 millones de euros, un 26% más que el mismo periodo del año pasado, al mejorar un 12% la aportación de sus participaciones bancarias (sobre todo CaixaBank) y un 49% la cartera industrial y de servicios (Naturgy, entre otros).

Con respecto al mismo periodo del año pasado, el resultado neto consolidado bajó un 50% por los resultados extraordinarios de 891 millones en 2021 a raíz de la fusión de CaixaBank y Bankia formalizada el primer trimestre del año pasado, informa este jueves en un comunicado.

El valor bruto de los activos (GAV) fue de 24.732 millones (3,9% más que al cierre de 2021) por la recuperación de las cotizaciones de la cartera de renta variable: un 82,7% corresponde a renta variable cotizada, un 10,5% a negocio inmobiliario, un 3,4% a renta variable no cotizada, un 0,8% a renta fija y otros, y un 2,6% a caja y equivalentes.

La compañía que gestiona el patrimonio empresarial de la Fundación La Caixa ha valorado que se refleja así una cartera con mucha liquidez, porque los activos cotizados y la caja y equivalentes «representan en conjunto más del 85% del total».

En cuanto al valor neto de los activos (NAV), fue de 19.970 millones (10,4% más que al cierre de 2021), lo que atribuye sobre todo a la mejora de la cotización de CaixaBank (+37,4%).

Dividendos

Recibió 564 millones en dividendos «y superan ya los ingresados en todo 2021 (525 millones)», por la mejora de resultados de las participadas gracias a «los impactos iniciales de la pandemia y al levantamiento de las restricciones en las políticas de remuneración» recomendadas por el BCE para las entidades financieras: 354 corresponden a CaixaBank, 129 a Naturgy y 20 a Bank of East Asia.

CriteriaCaixa repartió 205 millones en dividendos a su accionista único, Fundación La Caixa, y para este año la Fundación tiene un presupuesto de 515 millones para programas sociales (59,8%), cultura y ciencia (21,4%), investigación y salud (10,3%) y educación y becas (8,5%).

Cartera

CriteriaCaixa ha hecho una inversión neta de 172 millones en ampliar la cartera de diversificación (ahora supera las 80 empresas de 15 países), y en enero vendió su 5,8% de Suez por 737 millones (tras la OPA de Veolia en 2020).

El valor de mercado de la cartera es de 2.171 millones, repartido en Consumo (28,5%), Salud (20,3%), Materiales y otros (13,3%), Automóviles y componentes (12,3%), Telecomunicaciones y Tecnología (11,2%), Infraestructuras (9%), Bienes de equipo (4,2%) y Energía y utilities (1,2%).

La cartera inmobiliaria alcanzó un valor de 2.599 millones, y se hicieron nuevas inversiones por valor de 98 millones.

La deuda bruta del Grupo Criteria es de 4.762 millones (eran 5.713 a cierre 2021), tras la amortización de un bono senior de 1.000 millones de euros de nominal que venció en abril.

CriteriaCaixa constata que ha mantenido su posición financiera con «niveles de liquidez confortables», hasta los 1.199 millones, que incluye tanto la caja y equivalentes como las pólizas de crédito comprometidas y no utilizadas, y la vida media de la deuda es de 2,9 años.

En abril, las agencias de rating calificaron la calidad crediticia de CriteriaCaixa en BBB+ por parte Fitch Ratings (mejoró la perspectiva de negativa a estable) y en Baa2 por parte de Moody’s (perspectiva estable).