Como resulta lógico, en la región que acoge la denominación de origen vinícola más consumida en España dentro y fuera de casa (un 36% y un 27% respectivamente) y la más exportada del país (un 43%), las bodegas constituyen uno de los motores más vigorosos de la economía de La Rioja. Sin embargo, no todo es vino en esta comunidad autónoma, en la que en torno al 75% de las empresas son familiares, generan el 65% del empleo privado y facturan el 70% del PIB regional, según AREF, la asociación que las representa. De hecho, el linaje empresarial que más riqueza aglutina no se dedica al vino, sino a la fabricación y venta de productos dietéticos: Naturhouse. Las bondades naturales riojanas también refuerzan la abundancia de compañías enfocadas a la alimentación, como Lácteos Martínez, el Grupo Rafael González, Hijo de José Martínez Solano o Cidacos.

Familia Revuelta: en buena forma

Corría 1992 cuando Naturhouse abrió su primera tienda en Vitoria. Detrás de la cadena de establecimientos y productos dietéticos estaba (y está, con un 72,6% del capital social) el grupo Kiluva, acrónimo de los nombres Luisa Rodríguez y Kilian y Vanessa Revuelta, esposa e hijos respectivamente de Félix Revuelta, el visionario economista que acertó a encontrar el nicho de mercado del estilo de vida healthy. Treinta años después, la firma cuenta con cerca de 2.400 centros repartidos en 33 países y Félix Revuelta continúa capitaneando la compañía como presidente ejecutivo. Sus hijos ya le secundan en el equipo directivo como vicepresidentes.

Pero la actividad de Kiluva va mucho más allá de Naturhouse. La familia tiene intereses en las bodegas Heredad de Baroja, Nautracéutical, Dietisa, la química Sniace, los Laboratorios Abad y la UD Logroñés, entre otras, y cuenta con una amplia cartera de edificios que gestiona a través de Inmobiliaria Tartales. En sus negocios en Estados Unidos (su segundo mayor mercado) este 2022 ha inyectado 19,2 millones a través de una ampliación de Tartales para comprar una fábrica de unos 2.000 metros cuadrados y varias docenas de locales comerciales en Florida destinados al alquiler. Forbes atribuye tanto a Félix Revuelta como a su esposa una fortuna de 160 millones de euros.

Familia Martínez Zabala: el imperio del vino

Cuatro generaciones lleva este clan vinculado a la cultura del vino, desde que en 1861 Eleuterio Martínez Arkoz comprase en Oyón una casa palacio y los viñedos adyacentes. Fue su hijo Faustino Martínez Pérez, sin embargo, quien dio el impulso comercial a la bodega en los años treinta del siglo pasado con la idea de embotellar los vinos, tarea que reforzó el hijo de este, Julio Faustino Martínez, al estampar en las etiquetas el nombre de ambos, reconocido internacionalmente a partir de 1960: “Faustino”. El grupo es el primer exportador de vino de Rioja, facturó 74 millones en 2021 y posee en la actualidad seis bodegas: Faustino, Campillo, Marqués de Vitoria, Portia (DO Ribera del Duero), Valcarlos (DO Navarra) y Leganza (DO La Mancha).

Unos años antes del fallecimiento, en 2020, de Julio Faustino Martínez se produjo en el seno de la familia una pugna por el control del negocio digna de Falcon Crest. Su hija mayor, Carmen Martínez Zavala se enfrentó a la entonces pareja de su padre, Cruz Lizarazu. Finalmente, Julio Faustino resolvió el conflicto, quedándose para sí con el 46,7% del capital y repartiendo el resto entre sus cuatro hijos, Carmen, Carmelo, Lourdes y Pilar. De ellos, son Carmen, presidenta, y Lourdes, consejera delegada del Grupo Faustino (desde junio de 2022 denominado Familia Martínez Zabala) las que dirigen hoy el imperio. Forbes estima en 140 millones el patrimonio de los herederos.

Familia Martínez: las dan con queso

Lácteos Martínez nació en 1961, fruto del instinto emprendedor (y de la apasionada historia de amor, pues hubieron de casarse a escondidas por no contar con la aprobación de sus familias) de Jesús Martínez Ruiz y Justa González Rojo. Desde su central en Haro elaboran el queso Los Cameros, buque insignia de su producción (otras marcas que comercializan son El Estanque, El Berollo, Señorío de Cameros, La Mochila y Vega del Oja). Sus quesos se venden hoy en veinte países, incluidos Alemania, Estados Unidos, Colombia, Panamá, Costa Rica, República Checa y Hong Kong. Jesús Martínez falleció en 2020 a los 88 años y hoy los hijos de los fundadores comparten la propiedad de la compañía y se reparten los puestos directivos: Jesús (director general), Francisco Javier (maestro quesero y presidente de la DOP Queso Camerano), Sonia (directora comercial) y Juan Antonio.

Familia Marín: el negocio de las estampaciones

Las estampaciones que todos conocemos y que ilustran botes y recipientes de pinturas, cacao soluble, cereales infantiles, quitamanchas, antimosquitos, ambientadores, espuma de afeitar… las realizan en Grafometal, una fábrica en Agoncillo especializada desde 1988 en litografías y barnizados en hojalata. Cuenta con una plantilla de 140 colaboradores. Su presidente y director general es Daniel Marín Bueno, quien ha presidido hasta junio de 2022 la Asociación Riojana de la Empresa Familiar (AREF). Sus hermanos Juan y María Eugenia comparten con Daniel la dirección general.

Familia González Sota: alimentación sana

Carlota y Rafael González Sota comparten el cargo de CEO en el Grupo Rafael González, un conglomerado de empresas dedicadas a la producción de alimentos “sanos, nutritivos y sostenibles”, según reza su web. Carlota es desde el pasado junio, además presidenta de AREF. La empresa la constituyó en 1950 el padre de ambos, Venancio González, como una pequeña fábrica de encurtidos en Albelda de Iregua, y comenzó su expansión en 1987 con la compra de Conservas Franco-Riojanas SA. Poco después llegó la internacionalización, con la implantación de cultivos y plantas de producción en Bangalore (India) y en Benin, en el sur de África. En 2008 adquirieron RiverFresh Iregua (enfocada a la producción de truchas y salmónidos) y en 2018 agruparon las cuatro empresas de la firma orientadas a la conserva vegetal bajo el nombre de Végola. Exportan más del 60% de su producción.

Familia Martínez Somalo: jamón centenario

En 2021 se celebraron los cien años de la marca más antigua de jamón en España, La Gloria Riojana. Pero la actividad de esta familia empezó incluso antes, en 1900, cuando José Martínez Campo, bisabuelo de los actuales dirigentes, fundó la empresa en Baños de Río Tobía. Le sucedió al frente su hijo José Martínez Somalo, y el hijo de este, Lino Martínez Uruñuela, se incorporó en 1962. Desde 2011 la empresa la gestiona la cuarta generación del clan: María Elena (vicepresidenta y consejera delegada) y Juan José, José y Lino Miguel Martínez Garnica (consejeros). María Anunciación Garnica, viuda de Lino (fallecido en 2020), preside el consejo de administración de Hijo de José Martínez Solano, razón social de la firma. En la actualidad comercializan jamón, chorizo, lomo y salchichón, de diversas variedades, bajo la mencionada marca centenaria y otras dos, Martínez Somalo y Somalo 110. Poseen dos plantas, ambas en Baños de Río Tobía, con más de 16.000 metros cuadrados para elaborar sus tradicionales embutidos y jamones.

Familia García Morón: pisando fuerte

Son los fabricantes de los zapatos Callaghan. La historia de esta saga empresarial comienza en Arnedo, en 1968, de la mano de Basilio García Pérez-Aradros, quien desde muy joven había trabajado en una fábrica de calzado. Al cumplir los 26, creó su propia compañía, Hergar. Se especializó en modelos resistentes, que se hicieron muy populares a finales de los setenta; y aunque los lanzó bajo la marca Tanke, que tuvo que modificar porque ya existía como enseña de calcetines, consiguió que desde entonces a los zapatos de suela gruesa se los conozca como “tankes”. En 1987 creó la marca Callaghan, nombre inspirado en Harry Callahan, el famoso protagonista de la película Harry, el Sucio (1971). El catálogo se amplió en los noventa con la adquisición de la mítica marca infantil Gorila y el nacimiento de Callaghan Adaptation, zapato muy cómodo por su capacidad de adaptarse al pie. Basilio García Morón, hijo del fundador, es quien lleva hoy las riendas del Grupo Hergar. Junto a él trabajan sus hermanos Julio (director comercial), Iván (director de diseño y patronaje) e Isabel (responsable de nuevas tecnologías).

Otras familias empresariales riojanas

El mundo de la vitivinicultura en La Rioja está representado por numerosas estirpes bodegeras, muchas de las cuales forman parte de la asociación Bodegas Familiares de Rioja, creada en 1991 para defender los intereses del modelo de negocio familiar en su sector. Al margen de esta agrupación, ocupan puesto preferente en la región las divisas Muga, fundada por Isaac Muga y Aurora Caño en 1932, o Vivanco, creada por Pedro Vivanco en 1915. Fuera del entorno del vino, cabe resaltar la trayectoria de familias como Garnica, dueños de Garnica, dedicada a soluciones de contrachapado desde 1941; los Palacios, cuatro generaciones de riojanos especializados en la distribución de energía eléctrica a través de su compañía, Electra de Autol; o los Lagunas, que desde 1940 llevan produciendo ricas conservas vegetales bajo la popular marca Cidacos.