Oficina de Global Exchange en el Aeropuerto Internacional De Baréin. (Foto: EP)

El Grupo Global Exchange ha vuelto a números negros en 2021, tras la notable caída de su actividad el ejercicio anterior motivada por las restricciones derivadas del Covid-19 en el sector turístico y aeroportuario.

La compañía ha registrado a cierre del ejercicio un volumen de negocio de 570 millones de euros y una facturación de 83,5 millones, lo que supone un 59% y un 81,5% más en comparación a las cifras de 2021. Además, su ebitda ha sido de 9,2 millones, tras los 19 millones de pérdidas contabilizadas el año anterior, y el número de clientes se ha disparado a 3,5 millones (+59%), según recogen Expansión y La Razón.

Así pues, la compañía salmantina da la vuelta al escenario negativo de 2020 y registra magnitudes de actividad muy positivas a cierre del último ejercicio.

Por otro lado, el grupo cuenta con más de 1.400 empleados y una cifra récord de 342 oficinas de cambio en 23 países, un 15% más sobre 2020 (298) y por encima de las 320 de 2019.

Estreno en Francia y Chile

Global Exchange aterrizaba por primera vez en Francia y Chile en 2021 con aperturas en los aeropuertos París-Charles de Gaulle, Orly (París) e Internacional Arturo Merino Benítez de Santiago de Chile.

Asimismo, amplió su presencia en la Terminal 1 del Adolfo Suárez Madrid-Barajas (MAD), en el Aeropuerto Internacional de Marsella y en el Aeropuerto Internacional de Nador (Marruecos).

Este 2022 ha llegado a Reino Unido con oficinas en la estación de tren de St. Pancras, el aeropuerto de Bristol y en el London City de Londres, y en Francia en el aeropuerto de Burdeos.

“Nuestra ágil y acertada reestructuración en nuestras 22 filiales en 2020, conforme a la exigencia de la situación provocada por la pandemia, nos ha permitido ganar en eficiencia y volver a los resultados positivos en 2021 en un periodo récord. Con las decisiones tomadas hemos superado las previsiones de pérdidas para el conjunto del año, creciendo en negocio y recuperando la senda de los beneficios”, ha explicado Isidoro J. Alanís, presidente y CEO de Global Exchange Group.

El directivo ha subrayado que este crecimiento ha sido obtenido «mejorando la eficiencia e innovando en soluciones tecnológicas para optimizar el servicio” y ve señales muy positivas para el curso presente ya que “el comportamiento del turismo en Semana Santa se ha situado en tasas prepandémicas, muy alentadoras de cara al verano y al resto del año”.

Mejor 2022

La compañía espera cerrar un 2022 aún mejor con el incremento del 15% de los ingresos respecto a 2019 y un ebitda que alcance los 45 millones de euros, también una cifra superior a la registrada hace tres ejercicios.

“Tenemos grandes expectativas de crecimiento debido a la progresiva supresión de las restricciones a la movilidad y al turismo, que impulsará la actividad de los aeropuertos internacionales como zonas de tránsito del turismo mundial. Esperamos que este verano se produzca un boom turístico”, ha matizado el presidente de Global Exchange.