El hotel Riu Palmeras en Gran Canaria. (Foto: Riu Hotels & Resorts)

Riu Hotels & Resorts deja atrás los números rojos por el impacto de la pandemia en la actividad turística y cierra 2021 con una ganancia global de 58 millones de euros, frente a las pérdidas históricas del ejercicio anterior, que alcanzaron los 149 millones, y unos ingresos de 267 millones, un 54% más.

Así pues, según publica Expansión, sin tener en cuenta el impacto de conversión por tipos de cambio y la variación del efecto contable anual de la inversión en acciones que la cadena hotelera tiene en el Grupo TUI, el beneficio neto ascendió el año pasado a 38 millones de euros, en comparación de las pérdidas de 1,6 millones registradas en 2020, gracias a la mejora de la recuperación parcial de la actividad después de la pandemia.

En este sentido, los consejeros delegados de la compañía, Luis y Carmen Riu, han destacado en una carta adjunta a las cuentas que 2021 ha sido un año «de clara recuperación» del negocio tras «afrontar en 2020 un escenario inimaginable”.

“Después de la paralización de la economía mundial, como consecuencia de la pandemia del Covid-19, la actividad ha recobrado el pulso de forma paulatina pero firme hasta vislumbrar, en algunos casos, niveles prepandemia de ocupación de nuestros hoteles”, subrayan los directivos.

El grupo, tal y como se desprende de las cuentas recogidas por el medio económico, recibió en 2021 subvenciones oficiales por 9,84 millones de euros, de los cuales 3,94 millones corresponden a subvención por la exoneración del pago de cuotas a la Seguridad Social a cargo de la cadena hotelera tras acogerse a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para paliar los efectos de la pandemia. El resto de contribuciones corresponden a una línea Covid de ayudas directas y a un subvención por el pago del IBI en el ámbito de Canarias.