La multinacional energética Naturgy ha decidido impulsar fuertemente la transición energética y la descarbonización, fijándose el objetivo ambicioso de alcanzar la neutralidad de carbono en 2050.

No es algo nuevo: la compañía ya había logrado hitos importantes en materia medioambiental con la reducción de emisiones directas de efecto invernadero del 37%entre 2017 y 2021 (además, en este periodo recortó un 9% su huella de carbono total y rebajó un 33% la intensidad de CO2 en generación de electricidad). Concretamente, el descenso en 2021 se cifró en 9,1% menos que en 2020, como consecuencia de la nueva capacidad renovable instalada y el cierre de las plantas de generación de carbón.

Por otro lado, el giro estratégico de Naturgy hacia un mix energético más sostenible y su compromiso con la transición energética tiene su reflejo en su Consejo de Administración. La compañía fue una de las primeras empresas españolas en crear una Comisión de Sostenibilidad, presidida por Helena Herrero (consejera independiente), a la que se ha incorporado Jaime Siles, tras la entrada de IFM en el capital de Naturgy y prueba del interés del fondo australiano por impulsar la transición energética.

Asimismo, la compañía considera la sostenibilidad en todas las decisiones que se toman en el Comité de Dirección. A través de la dirección general de Sostenibilidad, con Jordi Garcia Tabernero al frente, se abordan de manera transversal y estratégica para toda la compañía los aspectos clave en materia de ASG, y se reportan directamente al presidente y a la Comisión de Sostenibilidad.

Apuesta por las energías renovables

Naturgy también está comprometida con liderar aquellas iniciativas que permitan contribuir a la transición energética y hacerla realidad con sentido común. Así, prosigue con su estrategia de desarrollo de una cartera renovable a nivel internacional, centrándose en geografías estables y en proyectos en fase inicial de desarrollo. El grupo tiene previsto alcanzar los 14 GW de potencia instalada en 2025, desde los 5,2 GW actuales.

Entre el final del primer trimestre del año pasado y el cierre del primer trimestre de 2022, ha puesto en operación comercial 73 MW en España y 181 MW en Australia. Al mismo tiempo, durante ese mismo periodo se ha iniciado la construcción de otros seis proyectos con una capacidad de 238 MW en España y dos proyectos con capacidad de 276 MW en Australia y de 68 MW en Chile, respectivamente.

Más recientemente, Naturgy ha iniciado la construcción de una instalación solar fotovoltaica de 300 MW (megavatios) en Texas, con una inversión de 264 millones de euros. La planta 7V Solar Ranch se está desarrollando en una superficie de más de 800 hectáreas de terreno en el condado de Fayette, situado a medio de camino entre Houston y Austin, y está previsto que entre en funcionamiento antes de finales del próximo año.

Esta primera planta fotovoltaica de la compañía en Estados Unidos será también la mayor del grupo con esta tecnología en el mundo. Naturgy prevé invertir más de 1.000 millones de euros en este país en los próximos años para disponer de una potencia operativa de 500 MW en 2023 y 1.200 MW en el año 2025. El pasado año, compró allí un portfolio de 25 proyectos, que suman más de 3,5 GW, y firmó un acuerdo de desarrollo en exclusividad para los mismos con Candela Renewables para los próximos cinco años. Este acuerdo posibilita el desarrollo de proyectos solares y de almacenamiento de energía en exclusiva para la firma española, el primero de los cuales es el que se ha empezado a construir ahora en Texas.

Naturgy también lidera el desarrollo en España del gas renovable, convertido en uno de los ejes fundamentales del proceso de descarbonización a corto y medio plazo.

Los gases renovables (principalmente biometano e hidrógeno) están llamados a ser un agente activo como fuente de energía renovable, facilitando la integración de los sistemas gasistas y eléctricos, apoyando la gestión eficaz de residuos y la economía circular. Asimismo, contribuyen al desarrollo económico del medio rural y a la cohesión territorial en zonas con retos demográficos.

Por otra parte, Naturgy se ha asociado recientemente con la noruega Equinor para competir con las máximas garantías en la primera subasta de energía eólica marina de España, que se espera que se convoque por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a principios de 2023 en la zona de las Islas Canarias. El objetivo que se ha fijado el gobierno es que España cuente en 2030 con una potencia eólica marina de hasta 3.000 MW.

Impulso al autoconsumo

La multinacional energética ha reforzado asimismo su liderazgo en la transición energética, promoviendo la implantación de una energía limpia en todos los segmentos de mercado con una solución integral y personalizada para facilitar el acceso a la energía solar fotovoltaica y el autoconsumo a todos los segmentos del mercado.

‘Naturgy Solar’, dirigida a clientes particulares, comunidades de propietarios, pymes y empresas, ofrece un diseño personalizado, la gestión y tramitación de permisos y subvenciones, y facilidades de pago. Permite al cliente ahorros de hasta un 40% con la instalación de las placas fotovoltaicas, y de hasta un 70% si se añaden baterías para el almacenamiento de energía.

El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC) incluye el autoconsumo como una de las palancas principales para lograr los objetivos de potencia instalada renovable, y la Hoja de Ruta de Autoconsumo aprobada por el Gobierno español establece un objetivo de entre 9 y 14 GW de potencia instalada para 2030.