Foto: EP

LeasePlan, empresa de servicios de movilidad, registró un beneficio neto atribuido de 350,9 millones de euros entre enero y marzo de 2022, lo que supone duplicar las ganancias en comparación al mismo periodo del año precedente.

La facturación en el primer trimestre fue de 2.590 millones de euros, un 5,1% más. Por segmentos de negocio, los ingresos por alquileres operativos fueron de 1.026,9 millones, un 3,8% más, mientras que la venta de vehículos y comisiones por fin de contrato supusieron unos ingresos de 909,3 millones, un 4,2% más.

Los servicios adicionales prestados por LeasePlan a sus clientes representaron unas ventas por 626,9 millones de euros en el trimestre, un 8,4% más.

Los costes de flota experimentaron una caída del 9,1%, hasta 765,8 millones, mientras que el coste de vehículos y disposiciones fue de 710,7 millones, un 12% menos. Los costes de los servicios adicionales fueron de 402,4 millones de euros, un 11,6% más.

A 31 de marzo, la empresa contaba con 58,1 millones de vehículos, un 23,1% menos que un año antes.