Inditex ha presentado los primeros resultados con Marta Ortega como presidenta alcanzando un nuevo récord. La compañía ha registrado un beneficio neto de 760 millones de euros durante el primer trimestre de su ejercicio fiscal 2022-2023 (entre el 1 de febrero y el 30 de abril), lo que supone un incremento del 80% respecto a un año antes, gracias a un «fuerte» desempeño operativo.

Por su parte, las ventas han ascendido a 6.742 millones de euros, un 36% más en comparación al mismo periodo del año anterior y por encima de la cifra récord de 2019 (5.927 millones), apoyadas por la «fuerte» recuperación del tráfico en las tiendas y por la buena acogida por parte de los clientes de las colecciones de las siete marcas del grupo.

El grupo textil ha decidido realizar una provisión de 216 millones de euros correspondientes a todos los gastos derivados de la situación en Ucrania y Rusia. Una cifra registrada en la línea ‘otros resultados’ que sin ella el beneficio neto alcanzaría los 940 millones de euros.

La compañía ha destacado que el crecimiento fue «robusto» en todas las áreas geográficas, con la excepción de aquellos mercados, como Ucrania y Rusia, donde se mantienen cerradas temporalmente las tiendas y la plataforma online del grupo desde el 24 de febrero y el 5 de marzo, respectivamente, o China, donde 67 tiendas han estado sujetas a cierres relacionados con el Covid-19.

Estados Unidos sigue creciendo de manera «notable» y se consolida como segundo mayor mercado del grupo.

Cae la venta ‘online’

La venta online «sigue mostrando su fortaleza», si bien se ha situado un 6% por debajo de la del mismo período del año anterior, consolidando casi en su totalidad el crecimiento del 67% registrado en el primer trimestre de 2021, según ha informado la firma de moda. No obstante, la compañía espera que el incremento supere el 30% de la venta total en 2024.

El consejero delegado de Inditex, Óscar García Maceiras, ha señalado que estos resultados son fruto «de un modelo diferenciado y a pleno rendimiento».

«La fortaleza y capacidad de adaptación del modelo de negocio, y el sólido desempeño de nuestros equipos creativos, comerciales y operativos profundiza la diferenciación de nuestra propuesta, con una marcada orientación a la innovación, la digitalización y la sostenibilidad», ha añadido el directivo.

El margen bruto sobre ventas alcanzó el 60,1%, el mayor en los últimos diez años, con un gasto operativo que crece un 24%, por debajo del crecimiento de las ventas. En concreto, el margen bruto creció un 37%, hasta 4.054 millones de euros.

El resultado bruto de explotación (Ebitda), por su parte, creció un 55%, hasta los 1.917 millones de euros, mientras que el resultado neto de explotación (Ebit) lo hizo un 82%, hasta los 1.034 millones de euros.

Constante reinversión

De la misma forma, Inditex sigue acompasando su constante reinversión en el crecimiento del negocio con una «fuerte» capacidad de generación de caja, que sitúa la posición financiera neta en 9.189 millones de euros, un 28% más.

Asimismo, el inventario al cierre creció un 27%, según la firma, que ha decidido anticipar las entradas de inventario sin modificar su nivel de compromiso para incrementar la disponibilidad de producto ante posibles tensiones en la cadena de suministro.

Con respecto al inicio del segundo trimestre, las colecciones de primavera-verano también han recibido, según la firma, una «excelente» acogida por parte de los clientes.

Así, en el período comprendido entre el 1 de mayo y el 5 de junio de este año, las ventas a tipo de cambio constante crecieron un 17% (un 13% en las dos últimas semanas de ese período). Actualmente el 90% de las tiendas están abiertas.

Grandes oportunidades de crecimiento

Inditex ha destacado que continúa viendo «grandes» oportunidades de crecimiento.

«Las iniciativas estratégicas para reforzar nuestro modelo de negocio totalmente integrado de tienda y online a nivel global se están acelerando. La sostenibilidad y la digitalización son parte clave de nuestra estrategia«, ha resaltado la firma.

Así, Inditex continuará desarrollando estas prioridades a largo plazo para maximizar el crecimiento orgánico, con una inversión para este año que estará alrededor de 1.100 millones de euros.

«La flexibilidad y la capacidad de respuesta del modelo de negocio en conjunción con el aprovisionamiento en proximidad dentro de la campaña comercial permite una rápida reacción a las demandas de los clientes con estabilidad de precios y un posicionamiento de mercado único», ha subrayado.

A los tipos de cambio actuales, Inditex espera un impacto de divisa neutral sobre las ventas en 2022 y un margen bruto estable (+/-50 puntos básicos).

Dividendo de 0,93 euros por acción

Por otro lado, la junta de accionistas se celebrará el próximo 12 de julio y en ella el consejo de administración propondrá un dividendo total correspondiente al ejercicio 2022 de 0,93 euros por acción, de los cuales 0,465 euros han sido pagados el pasado 2 de mayo y el resto será desembolsado el próximo 2 de noviembre.

En marzo, el consejo de administración propuso asimismo un dividendo extraordinario de 0,40 euros por acción a pagar en relación al ejercicio 2022.