Grupo Cajamar ha registrado un resultado consolidado antes de impuestos de 32,9 millones de euros y un beneficio neto consolidado de 29,5 millones de euros en el primer trimestre del año, un 110,1% más que en el mismo periodo de 2021.

La entidad financiera ha destacado que el crecimiento de la actividad comercial en los primeros tres meses del año «impacta de manera positiva» en sus márgenes, lo que unido a una «notable reducción» del activo irregular contribuye a la mejora del balance, al incremento de coberturas y provisiones, y a elevar la solvencia.

En este sentido, el banco ha señalado que la ratio de activo irregular neta se ha situado al final del trimestre en el 2,9%, tras registrar una reducción interanual de 1,6 puntos porcentuales, a lo que ha contribuido la disminución en 373 millones de los activos dudosos, que descendieron un 23,8% respecto al mismo periodo del año anterior. Así, la tasa de morosidad ha caído en 1,2 puntos, situándose a cierre de marzo en el 3,2%.

Cajamar también ha resaltado la reducción de los activos adjudicados netos en 374 millones de euros, un 34,3% por debajo del primer trimestre de 2021.

De esta forma, la tasa de cobertura del activo irregular se ha elevado hasta el 67,3% en el primer trimestre del año, incluyendo las quitas producidas en el proceso de adjudicación.

Igualmente la cobertura de los distintos componentes del activo irregular se ha visto reforzada en los últimos doce meses. En concreto, la tasa de cobertura de la morosidad ha crecido en 3,1 puntos porcentuales, hasta el 72,6%, y la tasa de cobertura de activos adjudicados en 2,1 puntos porcentuales, hasta el 64,1%.

Cajamar ha registrado en el primer trimestre un margen bruto de 358,4 millones de euros, un 49,1% menos que en el mismo periodo de 2021, mientras que el margen de intereses se ha reducido un 14,5%, hasta los 161,2 millones de euros.

Sin embargo, la ratio de eficiencia se ha incrementado hasta el 41,4%, frente a la tasa registrada en el mismo periodo de 2021, cuando se situaba en el 20,2%.

Aumenta la actividad comercial

El desarrollo de la actividad comercial repercute en el incremento interanual del 8,9 % de los activos totales, hasta los 59.666 millones de euros, y en el crecimiento del volumen total de negocio gestionado, que alcanza los 95.160 millones de euros.

Los recursos gestionados minoristas aumentan 4.535 millones de euros, un 10,9 % más interanual, hasta los 46.220 millones de euros, principalmente por el incremento de los depósitos a la vista en un 16,4 % y del patrimonio gestionado de los fondos de inversión en un 23,7 %, a pesar de que el primer trimestre de este año se ha caracterizado por la incertidumbre en los mercados ante la situación política internacional actual, que ha afectado a la valoración tanto del patrimonio de fondos de inversión como a los derechos consolidados de planes de pensiones.

El crédito a la clientela sano minorista crece en 1.820 millones de euros, un 5,6 % más respecto al mismo periodo del año anterior, y alcanza los 34.164 millones de euros, destacando el incremento de la nueva financiación en 4.178 millones de euros, concedida especialmente a empresas, sector agroalimentario y familias.

En este sentido, el grupo ha subrayado que la positiva evolución de la actividad comercial permite a la entidad elevar su cuota de mercado nacional en inversión hasta el 2,9 % y en depósitos, hasta el 2,5 %; y situarla en la novena posición del ranking por volumen de negocio y la sexta por margen bruto entre las diez entidades significativas del sistema financiero español.

En relación a las soluciones financieras y flexibilidad de pago dirigidas a aquellos clientes que han tenido dificultades transitorias como consecuencia de la pandemia, del total de moratorias concedidas por importe de 988 millones de euros tienen su carencia finalizada la práctica totalidad, concretamente 986 millones, siendo dudosas solo un  4,3 % de las mismas. Mientras que el saldo vivo de los préstamos con garantía ICO disminuye hasta los 1.691 millones de euros y reducen su peso, que supone únicamente el 4,7 % del total de la inversión crediticia bruta.

Solvencia y liquidez

El coeficiente de solvencia mejora 0,2 puntos porcentuales y asciende hasta el 15,6 %, destacando el crecimiento interanual de los recursos propios computables en un 7,5 %, sustentados en la fortaleza del CET1, tras el incremento de más de 100.000 socios cooperativistas en los últimos 12 meses. Por su parte, la ratio CET 1 phased in  se sitúa en el 13,1 % y la fully loaded, en el 12,9 %, cumpliendo holgadamente los requerimientos regulatorios, que anotan un exceso en el cumplimiento phased in de 1.175 millones de CET1 y de 686 millones de T1, así como un exceso en solvencia de 636 millones.

En el tercer trimestre de 2021 se realizó una emisión de deuda senior preferred, por 500 millones, que ha contribuido a que la ratio de MREL se sitúe en el 18,2 %, superando en 1,7 puntos porcentuales los requisitos de MREL fijados por el supervisor para el 1 de enero de 2022.

Por otro lado, los depósitos de clientes continúan creciendo y favorecen una nueva mejora de la ratio Loan To Deposits (LTD), que se sitúa en el 84,1 %, inferior en 3,7 p.p. a la registrada en el mismo periodo del año anterior.

Asimismo, Grupo Cajamar mantiene una «posición confortable de liquidez» con un incremento en el volumen de activos líquidos disponibles y suma 13.262 millones de euros, incluyendo tanto activos líquidos de alta calidad (HQLA) como otros activos líquidos descontables y depósitos en bancos centrales; y cuenta, además, con una capacidad de emisión de cédulas hipotecarias de 4.472 millones de euros. Con ello, cumple holgadamente los límites exigidos por la Autoridad Bancaria Europea, con una ratio de cobertura de liquidez (LCR) de 204,4 % y una ratio de financiación estable neta (NSFR) del 139,5 %.

Más de 3,6 millones de clientes

El banco ha señalado que en los últimos doce meses, más de 100.000 personas y empresas se han incorporado como socios a las entidades del Grupo Cajamar, que suman casi 1,6 millones de socios y más de 3,6 millones de clientes, que son atendidos presencialmente por 5.314 profesionales en sus 870 oficinas y 158 agencias, de las que un 30 % se encuentran en municipios de menos de 5.000 habitantes. Asimismo, 6 oficinas móviles –vehículos itinerantes– proporcionan servicios financieros en el medio rural a 42 poblaciones de menos de 1.500 habitantes, evitando así su exclusión financiera y, especialmente, dando respuesta a las necesidades de las personas de mayor edad.

Además, los canales de banca digital, banca electrónica y banca móvil y los 1.511 cajeros automáticos del Grupo Cajamar son utilizados para realizar directamente sus operaciones habituales por 970.000 clientes digitales, un 11,7 % más que en el mismo periodo del año anterior, de los que 832.000 son usuarios de banca móvil, un 20,9 % más.

La banca cooperativa Cajamar mantiene su quinta posición como entidad más recomendada según el Net Promotor Score, y ocupa la tercera plaza por grado de satisfacción del gestor por parte de sus clientes, según el Benchmarking de Satisfacción de clientes del sector financiero, realizado por Stiga en el primer trimestre de 2022.

Banca cooperativa

Grupo Cooperativo Cajamar ha recibido en 2022 la maxima distinción de la agencia Sustainalytics, Top Rated, que le acredita entre las 50 empresas con mejor calificación mundial por su gestión de los riesgos medioambientales, sociales y gobierno corporativo (ASG). A su vez, este reconocimiento le ha permitido obtener tres sellos diferenciadores que le sitúan como entidad referente a nivel Global (ESG Global 50), a nivel regional (ESG Regional) –europeo– y a nivel industrial (ESG Industry) –industria bancaria–, conforme al informe Rating de riesgo ASG Sustainalytics.

El modelo de banca cooperativa del Grupo Cajamar, y  su vocación de apoyo a las personas, las empresas y los sistemas productivos locales, se sustenta en una política de sostenibilidad basada en su compromiso social, ambiental y de gobierno corporativo

En relación con la transparencia y gestión, calcula cada año su huella de carbono y compensa el 100 % de sus emisiones, mediante la compra de créditos para le proyecto “Conservación de la Amazonía en Madre de Dios Perú”, contribuyendo de este modo a reducir la reforestación de la zona y, en consecuencia, a una gestión forestal sostenible generadora de beneficios a las comunidades locales.

Apoyo al sector agroalimentario

Grupo Cooperativo Cajamar refuerza su posicionamiento como entidad de referencia para el sector agroalimentario e incrementa hasta el 15,5 % su cuota de mercado nacional en el sector primario (agricultura, pesca y ganadería), para el que dispone de una oferta especializada de productos y servicios, así como de programas de asesoramiento técnico especializado y de transferencia de conocimiento a empresas, cooperativas y productores, contribuyendo así a mejorar la  competitividad, financiación y gestión de la información del sector agroalimentario español.

Asimismo, Cajamar, a través de Plataforma Tierra, continúa promoviendo actuaciones dirigidas a la innovación, digitalización y sostenibilidad del sector agroalimentario mediante investigaciones, estudios y ensayos en sus centros experimentales de Almería y Valencia, que han facilitado 62 visitas y acciones de transferencia de conocimiento, presenciales y telemáticas, a las que han asistido más de 7.200 personas.