Unas manos sostienen un teléfono móvil
Foto: Semevent/Pixabay

Orange España ha facturado 1.132 millones de euros en el primer trimestre de 2022, lo que supone un 4,6% menos que en el mismo periodo del año pasado, debido a la presión competitiva del mercado español y la estabilización del mercado de venta de dispositivos.

El segmento minorista ha reportado 785 millones de euros al operador francés, un 4% menos, aunque en la presentación de resultados de este martes, este ha destacado que se está produciendo una estabilización del segmento donde el pago por cliente (ARPU) en los paquetes convergentes se ha reducido un 0,3% interanual hasta los 53,2 euros.

Por su parte, el aporte del segmento mayorista se ha reducido un 8,2% hasta los 197 millones de euros, mientras que las ventas de equipo, que presentaron crecimientos a doble dígito el pasado año, han caído un 3% hasta los 150 millones de euros, según recoge Europa Press.

La nueva consejera delegada del grupo, Christel Heydemann, ha subrayado que España continúa siendo el mercado «más desafiante» de Orange y ha destacado las negociaciones para la fusión con MásMóvil como un camino para crear un actor sostenible con capacidad de inversión.

Asimismo, la empresa ha subrayado que espera volver al crecimiento de flujo de caja el último trimestre del año en España.

En un comunicado, la multinacional ha explicado que su «política disciplinada de promociones» y su esfuerzo por priorizar la experiencia del consumidor como factores que han permitido reducir la tasa de cancelación de sus clientes en cuatro puntos en un año, sin embargo, también han señalado que esta estabilización del ARPU ha costado algunos clientes.

Pérdida de 56.000 líneas

La compañía ha cedido 56.000 clientes móviles, excluyendo las líneas M2M y especialmente influida por la pérdida de 51.000 líneas con gobiernos ligadas a la gestión del coronavirus, y 10.000 clientes convergentes, así como ha ganado 21.000 clientes de fibra óptica.

Así, ha terminado el trimestre con 16,4 millones de líneas móviles, de las que 14,73 millones son de contrato, un 0,6% más.

La compañía cuenta con 10,1 millones de tarifas solo móviles, cuyo ARPU ha cedido un 6,8% hasta los 10,1 euros fruto de la hipercompetición.

Asimismo, la empresa mantiene 4,9 millones de clientes fijos, un 0,7% más que en el mismo periodo del año pasado, de los que tres millones de clientes son convergentes.

Por otro lado, el número de accesos en el segmento mayorista a cierre de trimestre ha sido de 890.000, casi un 6% más interanual, aunque ha perdido 48.000 en el último trimestre.

A nivel global, el grupo ha ingresado 10.582 millones de euros, un 0,7% más gracias al crecimiento de sus filiales en Oriente Próximo y África con un Ebitda comparable de 2.620 millones de euros, un 1% más.

Totem crece más de un 12%

Este primer trimestre ha sido también el primero en que Totem, la sociedad que aglutina torres de telecomunicaciones de Francia y España del grupo ha presentado cuentas de manera individual.

La compañía ha crecido un 12,2% en ingresos comparables con 161 millones de euros de facturación con un 15% de los ingresos procedentes de inquilinos que no son Orange.

La compañía cuenta con 1,35 inquilinos por torre y espera construir 400 nuevas instalaciones este año como parte de un plan para erigir 3.000 emplazamientos en los próximos ocho años.

Así, el grupo incorporará sus torres de Moldavia, Eslovaquia y Rumanía a la estructura de la ‘towerco’.