Inditex, que cerró su ejercicio fiscal el pasado 31 de enero, presenta este miércoles sus resultados anuales y los expertos ya han hecho sus apuestas.

La compañía fundada por Amancio Ortega se quedará al borde de alcanzar los ingresos de 2019, pero igualará el beneficio neto que registró entonces, incluso con una pequeña mejora sobre el mejor ejercicio de su historia.

Así lo reflejan las previsiones de los analistas de Bloomberg recogidas por Cinco Días, que calculan unas ventas totales para el conjunto del ejercicio de 27.887 millones de euros, apenas un 1,4% por debajo de las cifras de 2019.

Tercer trimestre de récord

La textil española alcanzó récords en su tercer trimestre fiscal del pasado ejercicio: registró unas ventas de 7.389 millones de euros y un beneficio de 1.228 millones, lo que supone un 5,5% y un 5,2% más, respectivamente, que en el mismo periodo de 2019.

En este sentido, el acumulado de los nueve primeros meses del año alcanzó los 19.325 millones de euros en ingresos, apenas un 2,5% por debajo del nivel de 2019.

Para que la previsión de Bloomberg se haga realidad, Inditex deberá superarse a sí misma y registrar en su cuarto trimestre un récord absoluto con unas ventas superiores a los 8.500 millones de euros. Para igualar la cifra de negocio de 2019, tendrá que rozar los 9.000 millones, lo que supone un 6% más que en el tercer trimestre de su último año fiscal.

Por otro lado, Bloomberg estima un beneficio neto de 3.678 millones, lo que equivaldría a un incremento menor del 1% frente a la ganancia de hace dos años, con un ebitda de 7.631 millones, también muy similar al de 2019, y un margen bruto del 57,5%, casi dos puntos porcentuales superior.

Mirando hacia el futuro

Este miércoles el gigante de la moda presenta sus resultados anuales. Sin embargo, todos miran hacia el futuro y esperan con curiosidad el cambio de presidente.

Inditex comienza un ejercicio sin Pablo Isla, CEO desde 2005 –cargo que asumió Óscar García Maceiras a finales de 2021– y presidente desde 2011 –Marta Ortega asumirá el próximo uno de abril la presidencia no ejecutiva–, y con un escenario internacional complejo.

Los resultados llegan también tras un fuerte castigo en bolsa en las últimas semanas, coincidiendo con el estallido de la guerra en Ucrania y la posterior decisión del grupo de cerrar todas sus tiendas en Rusia.

En este sentido, Credit Suisse, según recoge modaes.es, anticipa una caída de las ventas comparables del 7% para el recién cerrado ejercicio. La firma argumenta la previsión por la exposición de Inditex a Rusia y Europa del Este, las “desafiantes perspectivas” en China, el incremento de los costes de producción y al empeoramiento del sentimiento del consumidor en Europa.

Por su parte, Goldman Sachs también alude a la caída de la confianza y al menor poder adquisitivo por la elevada inflación, y anticipa una horquilla que va desde un descenso de ventas del 1,4% hasta una subida del 4,8% para 2022.

En la misma línea, Sabadell subraya también el incremento de los costes, lo que le lleva a moderar la estimación del resultado bruto (ebit) hasta 4.000 millones de euros, con unas ventas de 27.000 millones.