La cadena de tiendas de belleza y perfumería Douglas ha anunciado que cerrará 136 de sus 199 tiendas en España y despedirá a un máximo de 1.000 empleados.

Según indica la firma alemana en un comunicado, esta decisión ya se ha notificado a los representantes de los trabajadores y se ha tomado a pesar de los buenos resultados obtenidos, ya que el negocio español no resulta rentable tras el impacto de la pandemia. Con esta reorganización, Douglas espera que la filial española tenga una «oportunidad de crecimiento y competitividad a largo plazo».

Douglas es el mayor grupo de belleza de Europa. En 2021 facturó 3.100 millones de euros en las áreas de perfumería, cosmética decorativa, cuidado de la piel y del cabello, así como suplementos nutricionales, salud y accesorios. Sin embargo, la filial española ha generado pérdidas en 11 de sus últimos 12 ejercicios, alcanzado en 2020 unas pérdidas de 52,5 millones.

La reorganización en España llega un año después de que la cadena alemana anunciara el cierre del 20% de sus filiales en Europa, una decisión marcada por el impacto de la crisis del coronavirus en el consumo.