La Justicia ha dado la razón a Lidl frente a Thermomix, cuyo titular de la marca es Vorwerk, en la guerra que ambas compañías tienen por la venta del ‘robot’ de cocina Monsieur Cuisine.

La Audiencia de Barcelona, en una sentencia del pasado 13 de enero hecha pública este miércoles, da la razón a la cadena de supermercados de origen alemán en el recurso que presentó contra la decisión del juzgado mercantil 4 de la Ciudad Condal, que resolvió que el supermercado había invadido la patente del robot de cocina Thermomix y la condenaba a la retirada de todos sus robots de cocina Monsieur Cousine Connect, según publica Vozpópuli.

Ahora, los magistrados de la Sección 15 consideran que la patente en la que Vorwerk se fundamentaba para imputarle la infracción de sus derechos es nula por la existencia de “materia añadida” en el título concedido. Es decir, por haber ampliado la protección de forma ilegítima en el curso de la tramitación de la patente., además de que la solicitud no dispone de actividad inventiva.

Asimismo, la Audiencia estima que, hasta en caso que la patente no fuera válida, no existía infracción por parte de Lidl de la patente Vorwerk.